Puedes cambiar tus pensamientos

0
421
gestión de pensamientos

¿Sabes que tu pensamiento es opcional? Cuando imaginas una situación, por terrible que sea, tu cerebro va a reaccionar como si fuera real. Sin embargo, existe una manera de entrenar esas situaciones que dispararán uno o varios pensamientos que, a su vez, generarán tus emociones. Desde el Coaching te digo cómo puedes elegir tus pensamientos.

 

Hace unos días una de mis personas favoritas me comentó que había decidido hacer un viaje a Japón. Fue algo que compartió conmigo llena de ilusión, pues era su sueño desde hacía mucho tiempo.

Ante esa persona mi reacción fue de alegría, pues empaticé de inmediato con su entusiasmo. Sin embargo, cuando nos despedimos, por un instante, mi imaginación me llevó a las peores situaciones posibles (terremoto, tsunami, posible robo o un secuestro).

Pensaba en todo ello mientras hacía ejercicio y, en un momento dado, me detuve y me pregunté cómo había llegado a idear estos escenarios tan dramáticos. Fui consciente de que estaba siendo víctima de mis propios pensamientos.

“Da lo mismo si los hechos ocurren en realidad o sólo en tu cabeza”, dice Enrique Jurado, coach, conferenciante y formador en grandes empresas; “consciente o inconscientemente, esas situaciones van a provocar uno o varios pensamientos que, a su vez, generarán emociones”.

“Si dichos estados emocionales se repiten en el tiempo, generará una acción o comportamiento que llevará a un resultado”, dice Jurado, para quien la inacción también llevará a una consecuencia.

Para este experto la clave está en modificar el pensamiento, “es opcional y lo puedes cambiar”; “creemos que nuestros pensamientos nos piensan y no al revés y, aunque es cierto que tienes pensamientos inconscientes, también son tuyos y, por supuesto, los puedes cambiar”.

escalera

La punta de lanza

La estrategia que propone Enrique Jurado se basa en el modelo de Psicología Cognitiva del psicoterapeuta estadounidense Albert Ellis (1913-2007) a propósito de cómo gestionamos los pensamientos.

Bajo el acrónimo SPEAR (en inglés, lanza) Jurado establece un sistema en escalera en donde la S se refiere a la situación, la P al pensamiento, la E a la emoción, la A es la acción y la R el resultado.

“Si cambias tus pensamientos, también lo harán tus emociones que, a su vez, modificarán tu acción, por lo que es probable que obtengas otros resultados”, dice Enrique Jurado; “es habitual sentirse mal cuando inicias este proceso, aunque si empiezas a incluir nuevos pensamientos, las cosas cambiarán”.

La estrategia SPEAR es un modelo de autocoaching que parte de una idea clave: “tus pensamientos inconscientes te sirven a ti y no tú a ellos, es decir, no son tus dueños por lo que, aunque se hayan quedado y lleven mucho tiempo, los puedes modificar”.

“¿No te está gustando alguna situación en tu vida, sea relativa a tu salud, profesión, personal o de relaciones? pues ha llegado la hora de cambiar tu pensamiento”, dice Enrique Jurado, quien propone los siguientes pasos:

  • Enfoca un área de tu vida.
  • Céntrate en una situación concreta de la misma.
  • Escribe los pensamientos y creencias acerca del tema a mejorar en tu vida.
  • Escoge al menos dos de esos pensamientos que te limitan.
  • Crea el modelo SPEAR para este momento concreto.
  • Define el modelo SPEAR deseado, empezando por el desenlace. ¿Qué nueva situación quieres? ¿Qué necesitas pensar para tu nuevo resultado?
  • Pon el foco en el pensamiento, para modificarlo.

pensamientos positivos

Si has llegado hasta aquí, te cuento un poco más de la película que creé en mi cabeza sobre el viaje de una de mis personas favoritas.

Cuando me detuve, me di cuenta de que el peligro no existía en sí mismo. Busqué en mí qué es lo que había detrás de ese guión imaginado y ¿sabes lo que encontré? pues miedo. Temía que a esa persona a la que quiero un montón le pasara algo malo.

Me percaté también de que el pensamiento catastrófico había generado mi emoción de miedo y me había obligado a dejar de pensar en ese viaje, con el resultado de que el miedo era cada vez mayor.

Fue entonces cuando volví sobre mis pasos y me pregunté qué es lo que deseaba conseguir. Dado que la respuesta era apoyar a esa persona, fui hacia atrás en la escala SPEAR y me detuve en la P de pensamiento. Y lo cambié simplemente siendo consciente de que, si pensaba en positivo, cambiaba la forma de las cosas, el resultado.

De repente, el viaje de mi persona favorita a Japón se convirtió en la meta soñada por alguien a quien quiero mucho y a quien ahora apoyo incondicionalmente, también en esto.

Y es que, como decía el psicólogo y escritor Wayne Dyer, “si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian”.

¡Felices Cambios de Pensamientos! ¡Feliz Coaching!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí