¿Por qué retrasamos la adaptación de las viviendas?

0
576
hogar

En general, los españoles no nos planteamos la adaptación de nuestras viviendas hasta pasados los 70 años de edad, a pesar de reconocer mayoritariamente que queremos seguir envejeciendo en nuestros domicilios.

 

Esta es una de las conclusiones que arroja el Primer Estudio Nacional sobre la vivienda a partir de los 55 años impulsado por Leroy Merlín en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), y realizado por Sigma Dos. Un informe que analiza el por qué si la mayoría de los españoles reconoce que quiere seguir envejeciendo en su propio domicilio, no se toman las medidas necesarias para adaptarlo a las necesidades de seguridad y movilidad que van surgiendo a medida que van pasando los años. ¿Por qué retrasamos la adaptación de las viviendas?

El 68% de las 1.801 personas mayores de 55 años encuestadas cree que no es necesario hacer adaptaciones en su domicilio derivadas de la edad antes de los 71 años. Los expertos consultados aseguran que “el edadismo y la gerontofobia son los responsables de postergar estas decisiones”. Y apuntan a que la edad adecuada para acometer los cambios se sitúa en la franja entre los 55 y los 65 años.

El estudio también incluye el análisis de expertos en gerontología, interiorismo y arquitectura adaptada que alertan de que, más allá de eliminar las barreras arquitectónicas que pueden limitar la movilidad (cambio de bañera por ducha), también debe darse respuesta a otros aspectos esenciales como el arraigo, la autonomía y el bienestar.

adaptaciones

Principales adaptaciones

Entre los cambios que se realizan, la necesidad que se cubre con mayor frecuencia es la adaptación del baño (en el 41% de los casos), seguida de la reforma de la cocina (35,5 %). Y, a gran distancia, el ensanchamiento de los pasillos y las puertas (10,2 %), o las mejoras en la iluminación del hogar (8,6 %).

Otra de las conclusiones del informe es que nos resistimos a pensar que necesitamos reformar. Los consultados aseguran que sus casas aprueban en autonomía, comodidad y seguridad.

También se constata que, a la hora de hacer reforma, el dinero manda para la mayoría. El dinero que se tiene (53,2 %), o el que se quiere gastar (cuatro de cada 10 séniors invertiría más de 5.000 €).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí