«Hay que actuar. La vida no va a buscarte al sofá»

0
890
Francesc
Imagen de Francesc Miralles, de Hértor García.

Cuando el escritor Francesc Miralles se dio cuenta de que la vida no vendría a buscarle a su sofá, y de que era necesario actuar para conseguir la fortuna, comenzó un proceso de crecimiento que se refleja en su último libro, Mazal, El secreto ancestral de la fortuna, publicado por Urano. Estar en el lugar oportuno, en el momento adecuado, y actuar son las claves para conseguir la fortuna en la vida, como él mismo refiere a través de la historia de Saúl, un hombre de mediana edad a quién no le van bien las cosas. Acompañando al protagonista en su viaje de aprendizaje el lector podrá reconocer cuáles son las claves de la «buena estrella». 

 

¿Cuál es el origen y qué significa la palabra Mazal?

Mazal es una palabra que es común a a todas las lenguas semíticas, o sea, en hebreo significa modernamente suerte, pero en el hebreo más medieval era destino. Y si nos vamos al origen de la palabra viene ya de de las lenguas que se hablaban en Mesopotamia, y era posición de una estrella. Por lo tanto, cuando alguien te está diciendo Mazal o que sería buena suerte de una estrella, lo que te está deseando es que tengas estrella, tengas dirección, tengas un una buena orientación en los proyectos de tu vida. Y aquí la pregunta que nos hemos de hacer es si eso depende de factores externos como el oráculo de la astrología o si es algo interno, esa buena estrella que todos podemos encender.

 

Si todos tenemos esa estrella en el interior, ¿cómo le damos luz, cómo la encedemos? 

Para empezar con autoconocimiento, porque hay muchas personas talentosas que no son conscientes de ello. Toda persona en este mundo nace con un talento determinado. Hay quien lo tiene para escuchar y quien lo tiene para hablar. Hay quien lo tiene para inventar. Hoy hay muchos tipos de talento, pero si no hay una mínima autoestima de reconocimiento de uno mismo, nos costará mucho reconocer la propia estrella, el propio talento. Entonces el primer paso sería decir bueno, de todos los dones que me ha dado la vida, ¿cuál es el más destacado? ¿Cuál es el más útil para la humanidad? Y una vez lo reconoces, entonces  encender la estrella sería buscar la manera de ofrecer eso al mundo.

 

Francesc vuelvo al origen, a la palabra Mazal, porque las tres patas de la fortuna están en sus tres consonantes.

Exacto, porque en las lenguas semíticas originalmente no se escribían las vocales. Por eso es tan difícil interpretar los textos antiguos. En este caso la «M» significa lugar, la «Z» significa tiempo y la «L» significa acción.Es decir, la buena estrella depende de estar en el lugar oportuno, en el momento oportuno, haciendo la acción oportuna. Ese es el significado real de de la buena estrella.

miralles

«Nos cuesta mucho bajar lo que cocinamos en nuestro cerebro  y traducirlo a hechos concretos»

 

Pero, ¿es fácil reconocer que estás en el lugar y en el momento oportuno?

Si uno trabaja el autoconocimiento y la conexión con los demás, sí. Incluso en el lugar donde estás ahora, se están produciendo oportunidades, pero la mayor parte de la gente no las va a ver. Te cuento una anécdota que me impresionó. Se trata de una historia que me contó una mujer en Valencia. Su hijo, que era un gran admirador de Richard Branson, se fue a trabajar a una tienda de Londres de deportes acuáticos. Y no fue a esa tienda a trabajar por casualidad. Él sabía que esa tienda tenía clientes exclusivos como Branson, que vive en una isla privada, y él ya había llegado al lugar oportuno para lo que él quería hacer, que era llegar a conocer a este hombre. Cuando vio que había un pedido de tablas de surf que había que enviar a Necker Island, él decidió que era el tiempo oportuno y lo que hizo fue esconder entre las tablas una carta manuscrita dirigida a Richard Branson, donde se ofrecía a trabajar para él en la isla y hacer monitor de deportes acuáticos para sus invitados. Al cabo de tres semanas él recibió un mail del propio Richard Branson que lo invitaba a visitar la isla y lo contrató. Vivió allí cumpliendo su sueño durante cinco años. Pero fíjate, se tuvo que ir al lugar donde podía suceder eso. Tuvo que esperar el momento adecuado para lanzar esa carta y tuvo la la decisión de hacerlo, sabiendo que la probabilidad de que la cosa funcionara era muy pequeña.

 

La acción es esencial, entonces. De hecho, una de las enseñanzas que aparecen en este libro es: «hazlo», yendo más allá de la intención.

La inmensa mayoría de la gente está en lo mental. Ese es el problema, que nos cuesta mucho bajar lo que cocinamos en nuestro cerebro y traducirlo a hechos concretos. Todo el mundo tiene proyectos, tiene ideas de mejora, ambiciones, planes, pero es una parte muy, muy pequeña la que se traduce en hechos y en hábitos. Por lo tanto, yo creo que otro factor de la buena estrella sería traducir en algo concreto aquello que tienes en la mente.

 

Importante es también recordar que hablar de todo esto con conocimiento de causa, porque tú has vivido este proceso en primera persona.

Como Saúl, y durante mucho tiempo, tenía una visión negativa de la realidad. Era soñador, pesimista, tenía muchas cosas que yo deseaba hacer pero estaba convencido de que no podía ser, de que no sucedería, que eso era para otros. Y hasta que no me di cuenta de que la vida no me vendría a buscar al sofá, de que no vendría a llamar a la puerta, fue cuando me puse a caminar y decidí que lo que no eía en mi vida iba  a crearlo. Entonces comencé a trabajar por ultimatums y esa presión hacía que trabajara más, trabajara mejor, estuviera más atento a todo lo que sucedía. Y eso fue lo que cambió mi vida. Ponerme en modo ON, no en off. Ponerme en modo activo sin esperar a que el universo viniera a beneficiarme.

 

«Me di cuenta de que la vida no me vendría a buscar al sofá»

 

mazal¿Por qué cada noche es una pequeña muerte, como reza tu libro?

Sí. Tengo una amiga que siempre me dice que siempre, antes de apagar el ordenador cada día, lo guarda todo, porque cuando tú apagas el ordenador nunca sabes si se va a volver a encender nunca más. Lo mismo pasa con la vida humana. Tú te vas a dormir, ha terminado un día y nadie te asegura que tú te vas a levantar. Puedes morir mientras estás durmiendo. ¿N? Por lo tanto, es una pequeña muerte en el sentido de decir: «bueno, hasta aquí todo lo que pudimos hacer hoy». Si mañana te despiertas, es un renacer y puedes pensar la suerte que tienes de tener un día más. Ese día más es un milagro que me ha sido regalado.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí