Columna y cirugía lumbar endoscópica

0
361
ciguría

La columna vertebral es el eje principal de nuestro cuerpo. Por eso, en Instituto Clavel estamos especializados en cirugías mínimamente invasivas de columna para que el paciente pueda recuperase cuanto antes.

 

A cualquier edad, y siempre que sea posible, es recomendable utilizar este tipo de técnicas. En el caso de la columna lumbar una de las cirugías que recomendables a nuestros pacientes es la endoscopia.

La cirugía lumbar endoscópica es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo para tratar problemas de la región lumbar de la columna. Es una alternativa a la microdisectomía abierta convencional a tener en cuenta en algunas patologías como la hernia discal.  A diferencia de la cirugía tradicional, en la cirugía endoscópica solo practicamos pequeñas incisiones.

Algunas de las patologías que pueden operarse mediante cirugía lumbar endoscópica son las hernias discales foraminales y extaforaminales, la hernia discal posterolateral o medial, la estenosis foraminal y de canal central, las protusiones y pinzamientos discales, así como otras patologías que afectan a las estructuras y nervios de la columna lumbar.

Por el contrario, no se recomienda este tipo de intervención en caso de hernias voluminosas, migradas, calcificadas o con espondilolistesis.

 

 

En qué consiste la endoscopia lumbar

Para realizar la cirugía endoscópica, se coloca al paciente decúbito prono, es decir, boca abajo, y a través de proyección de rayos x en el quirófano se marca la zona donde ha de realizarse la incisión, que suele ser de entre cinco y ocho milímetros. Se coloca una cánula y por ahí se introduce el endoscopio, un tubo bastante fino con una cámara y una luz en el extremo conectada a una pantalla de alta definición.

Una vez dentro, se explora la articulación y se extrae la parte dañada. Durante la cirugía se realiza una irrigación continua de los tejidos a través de la cánula que permite contener o detener la hemorragia y la disección de las estructuras.  La anestesia suele ser local.

 

columna

Ventajas de la cirugía endoscópica

  • La recuperación del paciente es más rápida.
  • Menor daño de los tejidos musculares circundantes.
  • Reducción de las posibilidades de sangrado e infección.
  • Disminución del dolor postoperatorio.
  • Descenso del riesgo de que se produzca una fístula del líquido cefalorraquídeo (LCR).
  • Ausencia de inestabilidad, ya que en muchos casos no se precisa realizar recesión en el hueso para alcanzar la hernia.
  • Al poderse realizar bajo anestesia local y sedación se puede operar a pacientes que tienen contraindicada la anestesia total o puede suponerles un elevado riesgo.
  • Reducción del tiempo para incorporarse a la vida laboral.
  • Reducción de las cicatrices y por tanto mejor resultado estético.

 

Recuperación y rehabilitación

Al tratarse de un procedimiento de cirugía mínimamente invasiva, los pacientes pueden comenzar a caminar el mismo día de la intervención y, en un alto porcentaje de los casos, recibir el alta a las 24 horas.

El tiempo medio de recuperación es de 3-6 semanas y no requiere un tratamiento rehabilitador.

En cualquier caso, no siempre podemos aplicar este tipo de cirugía. Antes de proponérselo al paciente llevamos a cabo una valoración de sus condiciones físicas.

 

Ignasi Catalá

Dr. Ignasi Catalá.

Neurocirujano y director médico del Instituto Clavel.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí