«Fabulo con la posibilidad de que Antonio Anglés esté vivo»

0
847
SANTIAGO DÍAZ
Santiago Díaz, fotografiado por Miguel Garrote.

Santiago Díaz acaba de publicar Las otras niñas, con Reservoir Books, una novela que fabula con la posibilidad de que Antonio Anglés esté vivo. Esa posibilidad es el punto de partida de este libro que, como el mismo autor reconoce, no se centra en el que fue, sin duda, uno de los asesinatos más terribles de nuestro pasado más reciente (Alcásser). Solo ficciona «qué puede haber pasado en estos 30 años con él», montando una historia que atrapa al lector con personajes muy marcados que facilitan saltar de una sorpresa a otra. Un lectura atractiva y ágil que hará las delicias de los amantes de la novela negra y de los amantes de las historias que enganchan. 

 

 

El punto de partida de la historia es uno de los acontecimientos más trágicos de nuestra historia más reciente. 

A mí me gustaría dejar claro que Las otras niñas no trata sobre Alcásser. Es simplemente el punto de partida, la fuga de un asesino, porque recordemos que a día de hoy está de paradero desconocido. Hecho que yo ficciono. Imagino lo que pueden haber sido esos 30 años de vida. Para mí es importante dejar esto claro porque, como tú bien dices, se trata de un caso que nos marcó tanto que solo decirlo, solo nombrarlo, ya provoca cierto rechazo, tensión en la gente y quiero tranquilizar a todo el mundo, porque yo no describo los asesinatos como se ha comentado, no, porque no es lo mío.

 

Tu historia, por tanto, parte de esa posibilidad de que Antonio Anglés esté vivo. Y justo hace unas semanas conocíamos que la policía irlandensa confirmaba que un cráneo encontrado hace unos años en la costa de Dublín no era de Antonio Anglés. ¿No es tan descabellado pensar que pueda estar vivo?  

Claro, claro, claro. A ver, ese cráneo se encontró en 2015. Lo que ocurre es que, descubrieron que tenía un parecido enorme con Anglés y se pidió hacer unas pruebas. Llegaron hace unas semanas, confirmando que no, que no era él. Claro, claro que puede estar vivo y puede estar en cualquier lado. Y para mí eso es lo terrorífico de todo esto, pensar como hago en la novela, dónde estará, dónde habrá estado todos estos años. Lo que me pone los pelos de punta es imaginar que esto puede suceder. O sea, que si este hombre está vivo, seguro que hay gente que le conoce, hay gente que le rodea, es gente que tiene trato con él, que no sabe que está trabajando con el monstruo de Alcásser.. Y creo que eso es lo que lo que a mí me llama la atención de esto.

 

¿Qué te llamó la atención de este caso para arrancar con él? 

Tengo 50 años ya y cuando ocurrieron los hechos en el 92 yo tenía 21 años, por lo tanto lo viví en directo, el secuestro, la búsqueda de las niñas, todo lo ocurrió. Además, como habían comenzado a emitir las cadenas privacas, este caso fue  retransmitido en directo prácticamente. Estábamos todos horrorizados por lo que les había pasado a estas niñas. Unos años después, también asistimos a la detección, juicio y condena de Ricard, el único detenido por el caso. Y recuerdo que, en aquella época, por la mañana los testigos iban al juicio y por la noche iban a la televisión. Y entonces todo eso, eh, lo vivimos en directo como nunca había sucedido. Durante todos estos años he tenido una pregunta que me hacía y que sigo haciéndome a día de hoy: está vivo Anglés, cómo ha sido su vida, cómo es su vida ahora. Esas preguntas me han estado martillando la cabeza durante todos estos años. A ver. Es un tema polémico, lo sé, es una idea arriesgada. Lo sé porque hay gente que interpreta que la novela puede reabrir nuevas heridas y no, no tiene nada que ver con eso, pero sí con la huida de esta persona. Y trato de responder a esa pregunta que yo me he hecho durante 30 años.

Santiago Díaz
Santiago Díaz fotografiado por Miguel Garrote.

«Creo que a los personajes hay que ponerles las cosas complicadas» 

 

Nada más comenzar la lectura de tu novela, ésta te engancha desde las primeras páginas. ¿Qué comentarios estás recibiendo de tus lectores? 

La mayoría de la gente que me escribe me dice que le está encantando, yes algo que además me hace estar muy orgulloso y muy contento. Me dice que es una nóvela rápida, que engancha, como tú dices, porque pasan un montón de cosas.

Es cierto que hay personas que dejan a un lado la crítica a la novela en sí, pues cuestionan un poquito el que yo utilice un caso real para crear una ficción, pero bueno, entiendo que haya gente que no le guste o que lo cuestione. Pero la realidad nos inspira, nos lleva a contar historias. Y también hay mucha gente que no conocía el caso, no conocía la situación de este asesino que está en paradero desconocido, y que ha raíz de leer la novela se interesa.

 

Hablemos de los personajes Santiago. Una de las protagonistas, que ya te acompañó en El buen padre, es Indira Ramos, una inspectora de policía muy peculiar. ¿Por qué una figura femenina tan rica en matices? 

Efectivamente El buen padre es la primera novela de la serie protagonizada por Indira Ramos. Esta segunda, Las otras niñas, aunque pueden leerse de forma independiente, también cuenta con esta mujer tan peculiar como decías. Ramos padece un trastorno obsesivo compulsivo relacionado con el orden y la limpieza, que le impide hacer muchas cosas, entre ellas tener buena relación con sus compañeros, con su familia, con sus amigos, los pocos que tiene porque es una mujer insoportable en muchos aspectos, es muy difícil convivir con ella, es muy especial. Pero, a cambio, es una muy buena policía. Me fijé en ella porque creo que a los personajes, tanto de pelis como de series o de libros, hay que ponerles las cosas complicadas. No hay nada más complicado para una policía de homicidios que tener ese terror imaginario, en este caso a las bacterias, a todo lo que nos rodea. Pero, insisto, es una magnífica investigadora.

 

Además de otros personajes, que los lectores deben ir conociendo a medida que transcurre la trama, la sorpresa es una constante en la historia. Una lee Santiago y se pregunta qué hay en la mente de estos creadores que nos llevan de la mano sin dejar de sorprendernos

Muchas gracias por decir estas palabras, porque era lo que yo pretendía. Yo vengo de la tele, del mundo de los guiones y ahí tenemos que jugar muchas veces con muchos personajes. Estamos acostumbrados a crear universos multi trama e historias multi tramas en las que el protagonismo no recae en un solo personaje, sino que los demás también adquieren importancia. Y el feedback que estoy recibiendo de los lectores es lo que me comentas, esa sorpresa constante que les atrapa. Ese jugar con muchas tramas, hacer las cosas muy rápidas, cambiar de una historia a otra, es lo que consigue enganchar a los lectores.

 

«La realidad nos inspira, nos lleva a contar historias»

 

Dices que vienes de la tele, ¿más de 600 guiones ya?

Pues sí, aproximadamente unos 600 guiones en 28 años de profesión. Por citarte algunos, fue uno de los integrantes del equipo de El Secreto de Puente Viejo, por ejemplo. Escribí más de 300 guiones de Yo soy Bea y, muchos más para diferentes series.

 

las otras niñas¿Estás pensando ya en la siguiente historia o prefieres ahora disfrutar de este lanzamiento y su promoción?
Bueno, estoy ya con otra historia, de hecho estoy metido con ella, pero es cierto que la promoción ocupa todo el tiempo. Entrevistas, presentaciones y recibir las críticas que, en su inmensa mayoría son positivas y muy cariñosas. En la promoción me divierten mucho los viajes porque llegas a los sitios, es como el reconocimiento a tu trabajo, que como guionista pocas veces sucede. Y tienes contacto directo con el público, que te cuenta sus impresiones. La verdad es que es un momento de mucha felicidad porque por fin llega ese momento con el que sueñas, la publicación de tu historia y poder ver qué opina la gente.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí