Amantes del Camino: Ana Isabel Perteagudo

0
1189

Ana Isabel Perteagudo es la responsable de la Farmacia Galenus, en Melide (www.farmaciagalenus.com) desde hace cinco años, aunque, como ella misma reconoce, lleva ejerciendo esta profesión desde hace 22 años. Antes de llegar a esta localidad, regentó otra oficina de farmacia en A Coruña. Se muestra entusiasta al hablar del papel que juega el farmacéutico como agente sanitario, aunque al mismo tiempo se queja de que no tengan el reconocimiento que merecen en ese sentido. En nuestra conversación con ella sobre los Amantes del Camino, sus necesidades y sus cuidados, apuesta por una dieta natural y por el ejercicio físico a partir de los 50 años para envejecer de forma activa y saludable.

 

El farmacéutico es el agente más cercano al ciudadano, la puerta de entrada al Sistema Sanitario. ¿Es el papel del farmacéutico como asesor del paciente suficientemente considerado?

Es cierto que somos el agente sanitario más cercano, aquel con el que tienes más confianza, porque muchas veces lo que no le cuentan al médico nos lo dicen a nosotros. Somos el primer punto de encuentro del paciente con el Sistema, algo que no se nos reconoce lo suficiente. Sanidad no nos da todo lo que podríamos abarcar, y no sé por qué, cuando realmente los usuarios así lo demandan.

 

Melide es parte del Camino del Santiago. En este sentido recibirás muchos peregrinos en tu farmacia que buscan consejos para aliviar sus dolencias, que refuerzan ese papel.

Sí, llegan muchos peregrinos que necesitan alivio para las molestias que puede generar el camino. Y parecemos un poco,, en ese sentido, como atención primaria. Y como decía así veo yo la farmacia, como ese primer punto de encuentro del Sistema Sanitario. Y creo que falta ese reconocimiento.

 

Esta experiencia se conforma de cuatro parejas muy especiales, en las que uno de sus miembros es mayor de 65 años. Parejas que realizan seis etapas de unos 20 km cada día. Vemos que en tu farmacia tienes los productos Meritene. ¿En qué medida ayudan estos productos a los participantes en esta experiencia?

Es fundamental la proteína. Cuando haces un sobre esfuerzo físico la primera demanda que tendrás es muscular. Por eso yo no lo recomendaría sólo en esta circunstancia del Camino, sino también para prepararse para llevarlo a cabo, o para preparar cualquier prueba en la que necesites un extra muscular, porque Meritene aporta la proteína necesaria y además, vitaminas y minerales idóneas para estas ocasiones que comentamos, como el magnesio, las vitaminas del grupo B, etc.

 

Más allá del Camino, ¿a quién beneficia la toma de Meritene?

Creo que es una buena opción para los mayores de 50 años incluso en su día a día, más allá de esfuerzos extras. Porque tras los 50 años el metabolismo óseo cambia, el hueso suelta no coge a partir de los 50 años. Tienes un desgaste fisiológico claro. ¿Cómo lo recuperas? Por ejemplo, en el caso de la mujer, a partir de la menopausia , esos cambios óseos y musculares se notan mucho. Por eso  creo que en la vida normal, en el día a día, a partir de esa edad, Meritene solo aporta beneficios. Además hay donde elegir, porque Meritene tiene diferentes presentaciones, hay productos adecuados para personas sin patología alguna, también para personas que tengan algunas necesidades más concretas. Meritene es como añadirle a ese complmento vitamínico la proteína que nos hace falta.

 

Dices complemento. ¿Podría ser sustituto de alguna comida?

Podría. Hay que aclarar que Meritene no engorda. Y dependiendo de la actividad  o las necesidades particulares, sí podría sustituir una comida o cena.

 

Para elegir el producto de toda la gama que se ajuste más a nuestras necesidades, ¿recurrimos al farmacéutico? Porque es algo así como hacer un traje a medida.

Ahí es fundamental el papel del farmacéutico porque cada uno tiene unas necesidades y un estilo de vida que necesita ajustar la dosis de este complemento a su realidad.

 

Para terminar, Ana Isabel, ¿podrías darnos algunos consejos prácticos que nos faciliten seguir disfrutando de la madurez con la mayor salud?

Para mí es fundamental la actividad física. Creo que es algo que no se puede dejar nunca. Y si hablamos de alguien que no lo ha hecho nunca, no pasa nada, solo hay que ponerse en marcha. Aquí en la farmacia yo le digo muchas veces a los usuarios que la actividad física es, en muchos casos, más importante que los medicamentos que se llevan. Porque el ejercicio te ayuda a mantenerte en forma, a regular tu metabolismo muscular y óseo, Y no olvidemos que también ayuda a estar bien psicológicamente, por la propia liberación de endorfinas que provoca el ejercicio. No hablamos de un ejercicio exhaustivo, de tener que forzarnos durante una hora cuando no se puede si existen problemas. Pero es fundamental hacer cada día lo que cada uno pueda.

 

Y, sobre la alimentación, ¿qué pautas nos das?

En cuanto a alimentación no hay que volverse loco haciendo dietas. En tres palabras resumimos lo que necesitamos: a partir de los 50 años la dieta tiene que ser poca, natural y variada. ¿Qué hay que hacer? Comer poco, comer absolutamente de todo, y cuanto más natural sea mejor estaremos mejor. Y a partir de esa edad sí que recomiendo tomar un complemento porque es una etapa en la que nuestro organismo lo necesita y tenemos en el mercado muchas cosas a disposición nuestra. Meritene es es una gran elección por el aporte de proteínas. Y también tenemos vitaminas que podemos necesitar en algún momento puntual. Todo ello sumado a esa alimentación que hemos explicado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí