Miércoles de ceniza

0
1258

 

 

Te espero.
No tengo miedo.
Puedo sonreír a tu lado
y borrar de un zarpazo
la señal que me has dejado
en el pulmón.

A un lado el momento.
El silencio por segundo
es vida,
y la vida por segundo
un regalo.

Ahórrate las caricias
de sombra oscura
y el grito que no daré
para alimentarlas.

Dame un momento
para contarlo
y una manta para cuando
cruce sin pensarlo.

El alimento de la muerte
es la carne pálidadel olvido.

Ni olvidaré
ni dejaré
ser tu alimento.

En ese preciso momento
te miraré,
te sonreiré
y me dejaré
hacer el muerto.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí