La accesibilidad de las viviendas sigue siendo asignatura pendiente para los mayores

0
277
viviendas

La accesibilidad a las viviendas sigue siendo una de las asignaturas pendientes para las personas mayores.

 

Como refleja el Servicio Estatal de Atención a Personas Mayores, SEAM, la accesibilidad a sus viviendas sigue siendo una de las preocupaciones más importantes para las personas mayores. El Servicio, que está gestionado por HelpAge International España, ha recibido consultas por diversos motivos que preocupan a este colectivo, siendo los motivos principales de consulta la solicitud de información sobre prestaciones y servicios, cuestiones sobre soledad, brecha digital, cuidados, consumo y accesibilidad.

En concreto este último motivo de consulta, la accesibilidad, es una asignatura todavía pendiente en muchas viviendas de todo el territorio español donde habitan personas mayores y personas con discapacidad, o personas en las que ambas condiciones interseccionan, esto es personas mayores con discapacidad, que, por lo tanto, se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.

La falta de accesibilidad en la vivienda implica un riesgo de aislamiento para la personamayor que tiene consecuencias muy negativas, tanto físicas como psicológicas. Si bien la ley da cobertura a estas necesidades, obligando a las comunidades de vecinos a realizar obras de accesibilidad cuando se cumplen una serie de condiciones, en muchas ocasioneslas situaciones se complican y las personas mayores y su red de apoyos se sienten desatendidas ante la dilación en la ejecución de unas obras que resultan imprescindibles para asegurar la calidad de vida de estas personas.

En ocasiones, por ejemplo, el problema se encuentra en la dificultadde ejecutar este tipo de obras debido a la antigüedad de la vivienda, pero en otras el retraso en las obras se debe a la negativa por parte de las comunidades de vecinos.

Desde hace años se vienen demostrando los aspectos positivos de la permanencia en el propio hogar por parte de las personas mayores. Sin embargo, hay que tener en cuenta, como indica Irene Lebrusán en su libro  La vivienda en la vejez: problemas y estrategias para envejecer en sociedad, que la “permanencia en la vivienda (hogares frente a institucionalización) debe responder a las necesidades residenciales, posibilitando un envejecimiento de calidad. De nada servirá una permanencia en la vivienda que refuerce esa conexión con el ciclo vital si no permite, por ejemplo, salir a la calle en condiciones de seguridad”.

En este sentido, desde el SEAM exigen soluciones y políticas específicas que atiendan a aquellas personas que, de manera urgente, necesitan que sea ejecutada una obra de accesibilidad para poder mantener una vida autónoma y digna.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí