«En Pattaya respetamos la calidad y la esencia de cada plato»

0
942
PATTAYA

Sabor, sencillez y calidad definen la oferta gastronómica del restaurante Pattaya, abierto recientemente en la capital de España, y que está llamado a convertirse en referente de la cocina tailandesa más genuina.

 

El restaurante Pattaya ha abierto sus puertas recientemente en Madrid, ofreciendo a sus clientes una cocina tailandesa muy cuidada porque, como asegura el encargado del mismo, Juan David Valencia, «respetamos al máximo la esencia y cada producto en los platos».

Uno de los sabores típicos de la cocina tailandesa es el picante, pero en Pattaya como confirma Valencia, lo encontramos «en su justa medida, de forma equilibrada» sin perder la esencia en sus platos, porque lo realmente importante es que «el cliente realmente disfrute de esta experiencia».

Valencia nos recuerda que para la cocina tailandesa existen alimentos imprescindibles, que están presentes en su oferta gastronómica. Se trata de buscar ese equilibrio del que habla «entre lo picante, lo amargo, lo salado y lo dulce. Así, toda nuestra carta tiene un poco de todo esto que es la base de la cocina tailandesa, que es una mezcla entre la cocina india y la china».

 

cocina

 

Cuando le pedimos al encargado del restaurante que nos diseñe un menú con el que poder conocer plenamente la cocina tailandesa, Valencia lo tiene claro. Apuesta por una brochetas de pollo con salsa tamarindo, leche de coco y cacahuete, alguna ensalada que despierte el paladar como la que incluye ají, papaya y pepino que llega a incluir esa mezcla de sabores de las que nos ha hablado.

 

curry

 

No puede faltar el clásico Pad Thai, «que el cliente puede pedir con langostinos, con pollo, o con tofu, por ejemplo». Y tampoco pueden faltar los currys, que son otro emblema en la cocina tailandesa. «El comensal puede hacer una degustación de currys o elegir entre el rojo, el verde o el chuchi», que es un curri seco con un toque de albahaca.

En cuanto a los postres, Valencia nos recomienda el helado de mango fresco, crispy corn flakes con miel, y nata. Aunque también podemos elegir la leche frita o su tiramisú de coco.

 

ambiente

Nada más entrar en el local (calle Gaztambide, 50, Madrid), te abraza su decoración sencilla, esa que crea el ambiente idóneo para saborear cada plato, «en clara referencia a Pattaya, por lo que esto es playa, familia, turismo, naturaleza», todos aspectos que impregnan la decoración del restaurante. El cliente parece imbuirse del exotismo y la frescura del sudeste asiático gracias a una decoración eminentemente tropical, conseguida a base de tonos cálidos y un mobiliario cómodo y desenfadado.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí