Si vuelvo…

0
237

Mano extendida,
abierta,
dentro del plato ovalado.

Un nombre.
Un hombre al otro lado de la puerta
con un corazón congelado.

Pienso
y es mi tierra manifiesta.
Lloro
y es mi corazón quien late
imaginando,
dejándose la fuerza.

Vuelo,
con las alas recogidas
por no hacer ruido
al encuentro.

Quiero abrazar la parte no vivida.
Quiero susurraros al oído
todo lo vivido y,
por partes,
abrazaros de nuevo
y besaros
y deciros lo no dicho,
que es tanto
como la suma
de nuestra distancia y lo perdido.

Soy ahora mismo
la música de ese cuento
que me contaron siendo niño.

Amanecen de repente vuestras voces
en el lado derecho de mi cama
y las cortinas
se dibujan en la pared,
recortadas,
de perfil,
y yo soñando vuestras caras.

Dame luz…
papel,
y dejadme vuestros besos
a ese lado
que nunca jamás abandonaré.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

 

Artista polifacético dedicado a la poesía desde que era niño y a la pintura. Él mismo recuerda “aquel diario con llave de tapa roja que escribía y guardaba cada noche en una caja de vinos, a la edad de 6 años. Me enamoré sin querer de aquel papel en blanco y más cuando lo llenaba con mis pensamientos. Ver aparecer las palabras con la tinta de un bolígrafo: era emocionante. Luego, como en todas las vidas, empezaron a pasarme cosas. La tristeza y la alegría empezaron a salir de mí a cada momento como guiadas por un río invisible, y no podía parar. Y del poco a poco, al hoy”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here