“La música es bandera de libertad y la libertad es paz”

0
1273
DIANA NAVARRO
Diana Navarro, imagen de Javier Naval.

Así resume la artista Diana Navarro el papel que puede jugarla música, el teatro, la cultura en general, haciendo reflexionar sobre la necesidad de poner en valor lo que nos une como seres humanos. Un claro ejemplo es la obra En tierra extraña que protagoniza en el Teatro Marquina de Madrid, hasta el 10 de abril. Una obra escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio que es un claro y merecido homenaje a la mujer que cambió el modo de hacer y sentir la copla a principios del siglo XX, a Concha Piquer. La artista Diana Navarro es la encargada de darle vida y comparte escenario con los actores Avelino Piedad y Alejandro Vera, que interpretan al letrista Rafael de León y al poeta Federico García Lorca.

 

¿Qué supone para ti darle vida a Concha Piquer?

Sí, para mí es una felicidad muy grande. La copla es un género que me ha acompañado y que me acompañará siempre. Y Concha Piquer es como el abecedario de la copla.  Y, fíjate, tuve la gran suerte de que su hija Concha Márquez Piquer, cuando salí con mi primera canción Sola, me llamó para felicitarme y me la cantó por teléfono, una experiencia para mí tan maravillosa que guardo en mi corazón, porque era como escuchar a doña Concha Piquer cantar porque ellas eran muy parecidas. Cuando Juan Carlos Rubio, que es un gran director me lo pidió, no veía mejor oportunidad para debutar como actriz de teatro que con una obra dirigida y escrita por él. Y además, que me acompañaran Avelino Piedad y Alejandro Vera, es maravilloso porque son unos compañeros extraordinarios.

 

Cuando uno admira mucho a alguien, tal vez hay matices que se dibujan de otra manera. ¿Qué has descubierto de Concha Piquer con En tierra extraña?

Doña Concha es una mujer que se va redescubriendo con cada interpretación, cada día es una oportunidad mágica de volver a redescubrir un texto. Y esta obra muestra muchas cosas desconocidas de ella, que tenía un carácter bastante fuerte, muy temperamental. En esa época fue cuando tenías este carácter o no te tomaban en serio. Es que era una mujer tremendamente disciplinada, que con 14 años se fue a Broadway a formarse como artista, que aprendió a hablar inglés antes que el castellano, porque en Valencia sólo hablaba valenciano. O sea que tiene una serie de peculiaridades que hace que descubras a ese personaje fascinante que estoy disfrutando cada noche.

Concha Piquer
Imagen de «En tierra extraña», de Javier Naval.

 

“La copla es un género que me ha acompañado siempre, y Concha Piquer es el abecedario de la copla”

 

En la obra, se propone la posibilidad de que se produjera un encuentro entre Concha Piquer y Federico García Lorca, que era amigo de Rafael de León.

Sí, imagínate, habría sido un regalo. Aunque no hay documentación gráfica de que se conociesen Lorca y Concha, estaba claro que como artistas se conocían. Rafael de León y Concha si se conocían. Y Rafael de León y Lorca también. Y de ahí surge esa idea fascinante de transformar la realidad para, con un color, con un sentido entre copla y copla, invite a la reflexión mediante un texto extraordinario e invite, sobre todo, a la reflexión de lo que pasaba en los años 30 y que seguimos viviendo hoy día con la crispación de no comunicarnos y de no respetar ideologías.

 

Un planteamiento que nos invita a preguntarnos: A pesar de las diferencias que puedan existir, ¿no es mucho más importante lo que nos une?

Efectivamente, no tenemos que olvidar que somos seres humanos, que respiramos, que tenemos piel, que sentimos y que las ideologías tienen que ser las ideologías. Las personas somos otra cosa y tenemos que respetarnos e intentar dialogar. Eso tan difícil que parece que no terminamos de conseguir.

En tierra extraña
Imagen de Javier Naval.

 

“Las personas somos otra cosa y tenemos que respetarnos e intentar dialogar”

 

Diana, la música, el arte debe ayudar a ello. Porque independientemente de cómo seamos o pensemos, todos vibramos igual.

Bueno, de ahí supongo ese dicho que afirma que la música amansa a las fieras, porque es verdad que la música te condiciona y te transporta al estado de ánimo que deseas en ese momento. Si estás triste y quieres ponerte alegre, te pones una música alegre y se te cambia la energía por completo. O si te quieres hacer un diario de Bridget Jones y llorar ahí a moco tendido, pues tienes mogollón de canciones para poder hacerlo. La música y la cultura siempre han sido bandera de libertad y yo creo que la libertad es paz y es lo que el ser humano busca inherentemente.

 

Diana decías que esta es tu primera incursión como actriz en el teatro. Este gusanillo ¿se ha quedado y hará que haya más obras para ti?

Sí, claro.  Ya he debutado en el cine, de hecho Santiago Segura me ha permitido estar una vez más en la trilogía y quiero seguir formándome y quiero seguir haciendo cosas  en las que yo pueda estar a la altura de los proyectos que sean interesantes, que me permitan dar lo mejor de mí como actriz.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí