Toma las riendas de tu vida

0
41

Cuando alguien dice que toma las riendas de su vida puede que se entienda que por fin gobierna en ese núcleo, sea familiar o empresarial; Sin embargo, esa metáfora hace referencia a la dirección de las cosas, a la toma de conciencia de los hechos que nos ocurren y que nos permiten guiar nuestro día a día. Desde el Coaching te formulamos la pregunta ¿has tomado las riendas de tu vida?

No hace falta ser Steve Leech, Julie Maragon, ni siquiera James McKay, personajes cinemátográficos de la inmortal Horizontes de Grandeza, de William Wyler (1958) e interpretados, respectivamente por Charlton Heston, Jean Simmons y Gregory Peck, para darse cuenta de qué es tomar las riendas de la vida; de la propia, claro.

En aquella deliciosa película, que desde el Coaching te recomendamos, los valores de la valentía, honestidad, lealtad y hasta la comprensión sobresalían del guión de forma notoria. De manera que quienes, al principio, creían tener las riendas, veían cómo se les soltaban, mientras aquellos que parecía que desconocían lo que era la fortaleza, conocían de sobra lo que es en realidad la dirección de las cosas.

No se trata de control, ni de dominio, sino del fluir de las cosas que nos pasan, que podemos o no aceptar, pero que dejamos fluir, trayendo a la consciencia todo aquello que nos puede acompañar en nuestro proceso.

Para María Naranjo, mentora que ha participado recientemente en el congreso virtual Encuentra sentido a tu vida, organizado por la coach Yolanda Martínez, de Descubriendo quién soy, “las riendas de la vida es un concepto que tiene que ver con la dirección de las cosas; en este sentido, la persona ha de orientarse hacia cuáles son sus valores, cuáles sus motores, qué es lo que rige su vida y cómo se manifiesta su creatividad y autonomía”.

Pasos para estar mejor

Según la mencionada experta, el sano control de nuestra vida requiere de algunos tips:

  • Dirección de las cosas. La persona ha de orientarse hacia cuáles son sus valores, sus motores, hacia aquello que rige su vida.
  • Vivir proactivamente. Naranjo nos invita a realizar aquellas cosas que nos conecten con nuestros valores, una vez definidos.
  • Si algo no funciona. María Naranjo nos propone atender a esa emoción, confrontando el miedo y dándose cuenta de la intención positiva de la emoción. Ha de verse, según Naranjo, como una invitación para conocer cuál es la necesidad no cubierta de la que te habla dicha necesidad.
  • Volver al centro. Encontrar la forma de regresar a lo que constituye nuestro centro, nuestro punto de calma. Naranjo propone ejercicios corporales, de respiración y meditaciones guiadas.
  • Dirige tus pensamientos. Evita adelantarte a los acontecimientos. Procura no dejarte llevar por los pensamientos negativos, aprendiendo a dirigirlos de forma constructiva.
  • Estar presente. Buscar situaciones mediante las que nos mantengamos en modo presente, sin interferencias.
  • Pasos para estar mejor. Si la realidad que te rodea no te gusta, busca el modo de estar mejor. “Se puede contribuir con personas de nuestro entorno, abriéndonos paso a paso a nuevas experiencias y aprendizajes”, dice María Naranjo; “Se trata de ir paso a paso, incrementando la autoconfianza”; de esta forma, “sentirse capaz de lograr pequeñas cosas nos hace sentir capaces de conseguir más”.

Te propongo, desde el Coaching, que entrenes paso a paso la forma de coger las riendas de tu vida.

¡Feliz Autoconsciencia! ¡Feliz Coaching!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here