Apanid: muchas cosas han cambiado en estos meses

0
410
Imagen de www.apanid.es.

Muchas cosas han cambiado en estos meses de confinamiento. Todos hemos cambiado y también lo ha hecho la forma de trabajar. Conocemos hoy un testimonio en primera persona del coordinador del Centro Especial de Empleo Servicios Apanid (Asociación de Padres y Amigos de Niños Diferentes de Getafe, Comunidad de Madrid y Territorio Nacional), Juan José Martínez. Relato en el que detalla cómo han sido esos cambios y lo que deja esta situación de aprendizaje para todos.

 

«La limpieza es una actividad fundamental en estos tiempos. Al trabajo que normalmente se desempeña se han unido diversos cambios que han requerido un gran esfuerzo por parte de todo el equipo.

Cuando la mayor parte de tu equipo de limpieza tiene una discapacidad intelectual la cosa se complica.

El simple hecho de vestirse y desvestirse para entrar y salir de una zona con afectados por coronavirus y aislados en observación se convierte en una tarea muy complicada para los trabajadores, y en especial para las personas con discapacidad intelectual por las dificultades de memorizar procedimientos tan complejos y con un orden específico. Por ello en cada punto de acceso y de salida hemos tenido que colocar las partes del protocolo a desempeñar, en lectura fácil, y apoyado con ilustraciones para que se sigan cada uno de los pasos de forma estricta.

Para más seguridad, todo ello debe ir acompañado de la supervisión de un encargado que revisa todo el proceso.

Venimos observando que, debido al miedo al contagio, que soportan muchos trabajadores, sufren cierta inseguridad, ansiedad y miedo que se ve reflejado, por un lado en una mayor irritabilidad que desencadena problemas con los compañeros y por otro con estrategias de evitación como bajas laborales o peticiones de suspensión de contrato.

Es una situación nueva y que nos genera mucha incertidumbre y además de ser comprensivo, desde la Unidad de Apoyo se realizan grandes esfuerzos para intentar manejar todas las situaciones de equipo o individuales que vayan surgiendo. En especial, se ha aumentado la comunicación con las familias, y sin apenas esfuerzo, se han realizado grandes avances con el trabajo en equipo, en la autodeterminación y resiliencia de los trabajadores.

Porque si algo hemos aprendido es que nos necesitamos los unos a los otros. Si de algo les está sirviendo todo esto, es para darse cuenta que entre todos somos más fuertes. Muchos trabajadores vienen al centro cada día con miedo, cansados, con familiares que se quedan en casa con preocupación, pero se van con la sensación de haber aportado todo lo que han podido.

Y yo, como coordinador, no encuentro maneras de agradecer todo lo que hacen, y de ver cómo se han crecido en esta situación. Y haciendo una valoración general, pienso que a los trabajadores con discapacidad les está costando mucho más pero que están consiguiendo, más que nadie, una evolución increíble y un aprendizaje que va a afectar muy positivamente a su futuro.

A mí, personalmente, me están sorprendiendo muy gratamente y no puedo estar más orgulloso de todo el equipo y si es verdad que se los reconozco a diario, siempre me voy a quedar corto.

Mi aplauso de las 20 horas es mucho más fuerte gracias a ello». 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí