“Para ser feliz hay que vencer el miedo a la incertidumbre”

0
262
ferran

No podemos tenerlo todo bajo control, como asegura el divulgador Ferrán Cases, pero sí tenemos que enfrentar y convivir con la “incertidumbre” para poder alcanzar la “cumbre de la felicidad”, como reza el título de su último libro. Publicado por Grijalbo, el libro es una aventura que nos sirve de guía para conseguir vivir con serenidad y nos ayuda a identificar nuestro propósito de vida. Objetivos reales que podemos conseguir como afirma el autor del método “Bye Bye ansiedad”.

 

 

Tu libro no es un libro de “autoayuda” al uso. ¿Por qué utilizas una historia novelada?

Este es mi cuarto libro. En los anteriores tuve la oportunidad de hablar del futuro de la gente feliz, de neurociencia y cómo funciona el cerebro, e incluso contando mi historia personal sobre la ansiedad. Me he dado cuenta de que mucha gente se sentía muy reflejada en mi historia. La gente me decía que al leer mi historia se sentía muy reflejada y que les había ayudado un montón escuchar. Pensé entonces que, muchas veces, los humanos nos sentimos mucho más identificados en la bonita historia que podamos vivir a través de la lectura e incluso aprender más. Y así me lancé a este libro, preguntándome: ¿por qué no modelamos?, ¿por qué no hacemos un libro de autoayuda novelado? Ese ha sido un poco el reto.

 

El lector no solo se identifica con la historia del protagonista. También lo hace con los perfiles diferentes de los demás personajes.

Es mi historia coral de cinco personajes. Y al final creo que cada personaje puede identificarse con distintos tipos de ansiedad, con personas que han sufrido ansiedad. En cada uno de ellos hay mucho de mí. Mi intención es que todos nos podamos sentir identificados en algún punto. Así, al final será este el aprendizaje de este libro que creo que va un poco más allá, que ya no habla solo de salir de la ansiedad, superar la ansiedad, sino de aprender a vivir sin ella y dar un paso más, tener una vida como dice el subtítulo, con serenidad, con paz, con alegría, con ilusión.

 

Ferrán, ¿es posible llegar a esa cumbre de la felicidad?

(Risas) Me obligas a hacerte un poco de spoiler. Te diré que los protagonistas no llegan nunca a la cumbre de la montaña. Es un grupo de gente que hace una pausa en la pequeña aventura del Monte Olimpo. Ahí hay un aprendizaje, pero nunca llegan. No a la cima. Y esto intento que sea un poco la metáfora de la vida. Muchas veces estamos con ese runrún en la cabeza de cuando cambie de trabajo conseguiré esto y lo otro, cuando tenga un hijo haré lo otro, cuando me compre el coche nuevo pasará esto, o cuando tenga la casa de los fines de semana… Y al final te das cuenta que la felicidad estaba en el camino, no en conseguirlos en sí. Por tanto, hay que disfrutar del camino, disfrutar del día a día y no estar pensando siempre en que cuando llegue ese momento seré más feliz.

 

Que se puede salir de la ansiedad, es evidente. Tú eres la prueba de ello. Y es importante tenerlo presente cuando hablamos de una enfermedad que afecta a dos de cada dos españoles.

Sí, esas son las cifras. Dos de cada cinco personas en nuestro país sufre ansiedad. La ansiedad siempre ha estado con nosotros. No es algo nuevo. Yo empecé a los 15 años y tengo 40. Y, al principio ni se hablaba de ansiedad. Cando empecé a divulgar y a dar charlas sobre este tema, seguía siendo un poco tabú. Ahora puedo hablar libremente, en ese sentido hemos mejorado porque empezamos a hablar de ello. Pero es verdad que el tipo de vida que tenemos, el ritmo de vida que llevamos, el uso que hacemos de la tecnología no nos ayuda. Vivimos a un ritmo muy acelerado y eso nos provoca ansiedad.

cases

“La felicidad estaba en el camino, no en conseguir tus objetivos en sí”

 

En este contexto, ¿qué papel juega el miedo y cómo superarlo?

Socialmente existe un problema importante, que es el miedo a la incertidumbre. Tenemos que aprender que nada es 100% seguro, no siempre podremos controlar todo, que es algo que hemos aprendido hace poco, con la pandemia. El confinamiento fue un buen ejercicio en este sentido. La vida es así, nos da  sorpresas y ese es el aprendizaje que tenemos que hacer.

 

En el libro nos propones cinco estrategias para gestionar el miedo. ¿Cuáles son?

Yo he propuesto cinco, pero es algo muy personal de cada uno, por lo que cada lector debe buscar sus cinco puntos. Pero, como me preguntas sobre el miedo, te diré que es muy importante entender de dónde viene ese miedo y cómo  se identifica con el mundo. Porque te puedo decir que en 11 años acompañando a gente a salir de la ansiedad, descubres que se trata de un camino muy personal y que si realmente tuviésemos la varita mágica con la que decir hay que hacer esto o lo otro, ya lo estaríamos haciendo todos.

 

¿Hasta qué punto es importante aprender a tolerar la incertidumbre y “eliminar todo aquello que no te sirva”?

Hablamos de eliminar la incertidumbre, no de control, porque es imposible tener todo bajo control. Y, con respecto a eliminar lo que no sirva, también es importante ejercitar esa especie de minimalismo emocional y físico. Porque al final, como dicen los budistas, tenemos mucho ruido mental que nos impide conectar con lo que realmente cada uno de nosotros necesitamos.

 

De la importancia de la respiración se ha hablado mucho pero, ¿qué poder tiene la respiración del bostezo?

Lo tiene todo de positivo. Fíjate que cuando tenemos un ataque de ansiedad (y esto lo contaba muy bien El cerebro de la gente feliz) nuestro cerebro dispara una señal de alarma que nos hace empezar a hiperventilar. Hiperventilar para calentar el cuerpo, generar sangre, y salir corriendo o atacar a eso que creemos que es un estímulo que nos está atacando. ¿Qué pasa con la respiración del bostezo? Con ella lo que hago es desacelerar el ritmo cardíaco, y en consecuencia, enfriar el cuerpo y mandarle una señal de retorno a mi cerebro diciéndole que no hay un peligro real. Está comprobado científicamente que la respiración funciona. ¿Cuál es el secreto? Sobre todo hay que hacer una extracción larga y lenta, con lo que conseguimos que la sintomatología de la ansiedad disminuya muchísimo o incluso desaparezca. La respiración es importantísima. Por eso tenernos que saber practicarla en forma de hábito, de manera diaria. Para que mi cerebro comprenda que este tipo de respiración sirve para calmarme y la aplique de manera automática. Aquí está la clave. Aquí está uno de los secretos.

 

Aplicarla de manera rutinaria, que forme parte de ese cuatro por cinco. Ferrán, qué es exactamente el método del cuatro por cinco que propones en el libro?

Lo del cuatro por cinco me acompaña desde hace muchos años. Llevo mucho tiempo invitando a meditar un poco cuando te levantas por la mañana, hacer un poco de deporte, un poco de yoga y leer un poco. Y muchos me decían: “Imposible. No puedo hacer eso todos los días por la mañana. Tengo tres hijos y es imposible”.  Yo les decía ya, yo también tengo tres hijos, y os voy a contar cómo lo hago yo.  Cuatro por cinco porque existen cuatro tipos de ejercicio que puedes hacer en cinco minutos, por lo que todo el método no te llevará más de 20 minutos. Y, créeme, todos podemos levantarnos 20 minutos antes.

Una de esas técnicas es la respiración, y además recomiendo hacer un poquito de estiramientos, un poquito de deporte y un poquito de meditación. Y esto en realidad, que puede parecer muy ligero, muy esotérico, no lo es, porque sabemos qué pasa científicamente en nuestro cerebro, y sabemos que una vez realizados enfocamos el día de otra manera, nuestro cuerpo ya reacciona a otra manera.

 

“Pregúntate lo que te apasiona para encontrar tu propósito de vida”

 

libro Está en nuestra mano crear ese hábito. ¿También lo está encontrar nuestro propósito de vida? ¿Cómo hacerlo?

Definir qué es el propósito de vida de cada uno es algo complejo. A mí me gusta definirlo como aquello que te hace levantarte cada mañana, lo que te mueve a levantarte. Y cada uno tendrá el suyo. Muchas veces cometemos el error de asociarlo al trabajo, pero no tiene por qué ser así. Tendríamos que preguntarnos: ¿Qué te apasiona? Y hay muchas cosas que nos pueden mover. Recordemos que pueden ser muchas las cosas que nos apasionen, que nos hagan movernos, no una sola. Puedes coger estas cosas que te gustan y convertirlas en este propósito. No es un camino fácil, pero siempre merece la pena.

 

¿Podrías explicarnos brevemente cómo puede ayudarnos el “pentágono vital”?

Sin hacer un spoiler del libro (ríe), intentaré explicártelo. Se trata de una de las teorías que nosotros enseñamos mucho en los cursos y que se basa en estas cinco actitudes que hablábamos antes, resumidas en este pentágono. Vamos a dejar, si te parece, que lo encuentren los lectores porque creo que esta parte justamente es una de las bonitas del libro.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí