La adicción a las compras, un trastorno silenciado

0
227
Mentalia Salud

Este viernes tiene lugar el conocido Black Friday o “Viernes Negro”, una jornada cuyo objetivo es fomentar la compra de productos y servicios mediante diferentes ofertas, con el objetivo de que las marcas refuercen las ventas antes de Navidad. Con su aluvión de ofertas y productos rebajados a través de infinidad de marketplaces, este día puede propiciar la aparición de trastornos asociados a la adicción a las compras. Un problema sobre el que los expertos de Mentalia Salud, advierten acerca de su invisibilidad social, como consecuencia de la normalización de este tipo de conductas en el contexto de la actual sociedad consumista.

“Campañas como el Black Friday, las Navidades o las rebajas, pueden propiciar la aparición de este tipo de adicciones, sin darnos cuenta de su impacto en la salud y el bienestar mental de las personas. Vivimos en una sociedad altamente consumista en la que nos hallamos constantemente impactados por campañas publicitarias cuyo objetivo es facilitar el gasto”, explica Eduardo Rodríguez Sanz Dranguet, director de Mentalia Montreal, quien añade: “la normalización de las conductas relacionadas con la adquisición masiva de bienes dificulta la detección de estos trastornos, tanto en los pacientes como en su entorno. Pero no podemos mirar hacia otro lado cuando estos problemas emergen”.

Según datos de última encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), más del 80% de los usuarios comprará durante la campaña de Black Friday 2023, siendo el gasto medio previsto de 237€ por persona. Esta encuesta también refleja datos de la edición de 2022, en la que asegura que el 26% de los compradores adquirieron bienes que no habían planeado y que 27% se gastó más de lo que había previsto. Estos datos evidencian la incidencia que tienen campañas como el Black Friday en las conductas de los consumidores, los cuales se encuentran cada vez más expuestos y, por consecuencia, más vulnerables ante el desarrollo de trastornos de adicción a las compras.

 

Un trastorno que requiere atención profesional

El trastorno de adicción al consumo se caracteriza por el desarrollo de una conducta de compra compulsiva, donde la persona siente un deseo muy fuerte por adquirir bienes sin ser capaz de detener dicho impulso. Una vez han aliviado este malestar mediante la realización de la transacción sobreviene una breve sensación de alivio tras la cual vuelve a generarse la necesidad de compra en un corto espacio de tiempo. De este modo, estas personas adquieren cosas innecesarias de manera continuada, incluso sin poder permitírselo económicamente, afectando así gravemente a una o varias esferas de su vida.

Normalmente, esta compulsión de compra se desarrolla a raíz de problemas o conflictos emocionales y, en muchas ocasiones, se acompaña de otros cuadros psiquiátricos y psicológicos diagnosticados previamente, entre los que destacan cuadros de depresión, ansiedad, descontrol de impulsos o de baja tolerancia a la frustración.

“Si bien, por un lado, es imprescindible no generalizar y ver las particularidades de cada persona, también es cierto que requiere mucha atención, pues no es un trastorno de fácil detección y tratamiento. Es importante que la persona que se vea afectada por éste sea consciente de la problemática y pueda acudir rápidamente a un profesional. La detección precoz es el mejor punto de partida, los cambios de carácter y de hábitos son indicadores clave en etapas tempranas del trastorno”, apunta el director de Mentalia Monreal.

Por ello, los expertos de Mentalia Salud establecen terapias psicológicas que ayudan a la persona a concienciarse con el objetivo de tomar control sobre su conducta, y entender qué le ha podido llevar a dicha situación. Además, se establecen planes de tratamientos multidisciplinares que contemplan la atención individual y grupal, en las que intervienen diferentes perfiles de profesionales especializados: desde psicólogos hasta trabajadores sociales y educadores sociales e incluso psiquiatras, si es necesario.

“Es importante ponerse en manos de un buen equipo multidisciplinar y profesionalizado para hacer frente a este tipo de trastorno con garantías de éxito”, añade Eduardo Rodríguez Sanz Dranguet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí