«Para superar una crisis hay que empezar por cuidar a los demás»

0
234

Así de categórico se muestra el editor (Plataforma Editorial) y autor de Libroterapia. Leer es vida, Jordi Nadal. Y así de convencido nos explica cómo los libros nos ayudan a conformar lo que somos, sabiendo ver en cada lectura realidades que enriquecen. Con la excusa de conocer en detalle qué nos ofrece este libro, descubrimos a un hombre entusiasta, optimista y enamorado de la vida porque, como él mismo confiesa, «vivir es un proceso de impregnar e impregnarse, de dar y recibir, de abrirse».

 

¿Por qué, como dices en el título del libro, leer es vida?

Así es, sin duda. Leer es vida porque los autores, cuando escriben, nos dan como en un crisol, un instante de intensidad, de confesión en soledad que, además se comparte. Eso es dar verdad, belleza, valores, bondad, es convertirse en alguien que se abre y que se muestra, se expone y comparte. Eso es muy hermoso y muy generoso.

 

Con este libro vuelves a recordar algo que tenemos interiorizados desde pequeñitos: la importancia de leer. ¿Cuáles son los beneficios de la lectura?

Leer te abre un mundo infinitamente más grande que el tuyo propio. Te vacuna contra la mayor enfermedad del alma que es el yo, mi me, conmigo, dándote una llave maestra que te permite entrar (a diferencia de los que van al Palacio de Versalles a quedarse solo en una habitación) en un palacio infinito, y te vas moviendo con esa llave de habitación en habitación. Un libro es espejo y también ventana, es microscopio y telescopio, es visión concreta y visión panorámica.

 

¿Son beneficios que podemos seguir disfrutando a cualquier edad?

¡Claro! Además, vivir es una forma de educar el gusto. Del mismo modo que tras ver un museo, si vuelves a visitarlo a los 20 años algunos cuadros que entonces te gustaron mucho igual ahora te gustan menos, porque has educado tu mirada. Tu manera de ver cambia con el tiempo, y eso es bueno porque quiere decir que has madurado. Por eso muy pocos libros soportan dos veces una lectura. Solo grandísimas obras.

«Aprender y enseñar es una forma de amar la vida y a los demás»

 

En el libro se proponen lecturas concretas de grandes autores con objetivos muy definidos, para encontrar con cada una esa llave maestra. ¿Hasta qué punto es importante la elección/selección de los autores a leer?

Como la vida no es eterna, el tiempo es limitado y como cada año se publican en España 70.000 libros, es importante tener un buen consejo. Del mismo modo que en la vida es importante tener un médico de cabecera, es importante tener un librero de cabecera. Entiendo como tal a un amigo, un profesor, alguien que te da un buen consejo. Porque si los libros son atajos para llegar mejor a un lugar o a otro, los buenos consejos son atajos sobre los atajos. Por eso es importante cualquier lista, si es coherente, que de pistas en esa lista de las cosas en las que te reconoces, que te reafirman en el gusto de quien la emite. Y las cosas que desconoces son pistas, porque son estímulos.

 

¿Qué responsabilidad tenemos a la hora de inculcar el hábito de lectura a los más jóvenes y el amor a los libros frente a otros medios?

Mejor una buena película que un mal libro. Mejor un buen libro que una mala obra de teatro. Mejor una buena conversación que una mala película. Es decir, no se trata de que una cosa anule a la anterior, de que una forma de conocimiento anule a la anterior. Lo que tenemos que hacer las personas que hemos tenido la suerte de poder disfrutar de una cierta educación del gusto, del paladar comiendo, del musical escuchando, del intelectual pensando, del estético mirando el mundo o del literario al leer, tenemos la obligación moral, la obligación ciudadana, de compartir aquello que nos ha hecho sentir mejor. Si los papis queremos que nuestros hijos lean, lo que tenemos que hacer es leer nosotros. No existe nada que valga la pena sin esfuerzo, hay que trabajarse uno mismo y luego hay que compartirlo, porque es bonito enseñar ya que es una forma de aprender. Y aprender y enseñar es una forma de amar la vida y a los demás.

«Vivir es una forma de educar el gusto»

 

¿Hasta qué punto la selección de lo que leemos condiciona nuestro momento presente?

Creo que en la vida, te lo explico de forma muy gráfica y utilizando dos marcas que todos conocemos, hay gente que es Geox, que respira, y otros son Goretex, que no pasa nada de humedad. Vivir es un proceso de impregnar e impregnarse, de dar y recibir, de abrirse. Por eso el presente tiene que ser algo muy intenso que vivimos aquí y ahora, mucho más ahora por la pandemia, pero además hay que entregarse al presente de  un modo permeable es una manera de crecer y de avanzar. Los sufíes decían: «Es por la herida que entra la luz». Hay que abrir la herida para que entre la luz.

 

Jordi, ¿qué libro estás leyendo ahora? 

Estoy leyendo Memorias de un psiquiatra, de Irvin D. Yalom, publicado por Destino. Es un autor que me gusta mucho.

 

Como editor, y para terminar, ¿puedes recomendarnos algunas lecturas que enriquezcan nuestro estado emocional?

Pues te propongo dos lecturas, una de nuestra editorial y otra publicada por otros editores. Para todos los papis y mamis que queremos cuidar a nuestros hijos, porque la mejor manera de superar una crisis es cuidar a los demás, la mejor manera de tirar hacia adelante es cuidar a los demás, la mejor manera de estar menos depre, menos irritable y ser menos vulnerable es cuidar a los demás, y a quien más tenemos que cuidar es a nuestros mayores y a nuestros retoños, de nuestros 950 libros en catálogo te recomiendo el libro de Álvaro Bilbao, El cerebro del niño explicado a los padres, y el libro de Gregorio Luri, Sobre el arte de leer.

Luri es un sabio que dice que hasta los nueve años los niños aprenden a leer, y a partir de esa edad aprenden leyendo. Y me parece un pensamiento poderoso porque quien tenga niños de menos de nueve años tiene la obligación moral, ciudadana, intelectual,  familiar, ética y económica de hacer que sus hijos lean, porque les dará muchísimo más futuro y muchísima más libertad. Entender el mundo es entender las cosas en su contexto y si no entiendes la realidad vas a ser muy infeliz, y jugarás un papel muy subalterno en casi todo.

Y otras dos lecturas que nos pueden ayudar mucho en estos momentos de sufrimiento, son: El hombre en busca de sentido, de Viktor E. Frankl, editado por mis colegas de Herder Editorial. Y otra lectura imprescindible, una versión más moderna, más plural, muy profunda y muy simpática que es un buen chute de energía es Martes con mi viejo profesor, de Mitch Albom, publicado por mis colegas de Maeva. Lo bonito del sector editorial es que, en lugar de sentir envidia, siento admiración y gratitud hacia mis colegas.

Como espíritu inquieto, Nadal no solo edita lo que otros escriben, también deja fluir su creatividad sobre el papel, conformando realidades que regala a los lectores, ofreciéndoles esa llama maestra que abre mil puertas. Un pequeño ejemplo de ello son estos versos que Nadal titula Gris en fuga. 

Es todo
y nada.
El blanco interrumpido
por el negro.
Caravanas de palabras
peinadas por el viento.
El cansancio toma cuerpo
y sonríe.
¡Tantas cosas por decir
y qué estrecho el pasillo
del silencio!
Las ramas de los árboles
saludan
al día sin nosotros.
Tanto tiempo ya de todo
y cuánto espacio ha dejado.
¡Qué espeso este silencio
y qué limpio el aire!
Adivina dónde van mis pasos.
¿Soy yo quien recorta
la silueta entera
de la nieve?
Dejo tanto atrás
como este vacío
delante.
Promesas, promesas, promesas.
Y mis manos
amasan el futuro.
Calla y acércate.
Empieza ya
este otro día.
De nuevo otro comienzo.
¡Qué bello cansancio!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here