Con unas pocas palabras

0
992
con pocas palabras

Ataque hacía la boca por la espina dorsal.
Escucho el crujir de esas maderas,
como huesos amontonados
en la esquina oscura de la habitación,
dejándose en mi cuerpo
solamente la mitad.

Triste paz son los silencios.

El pan mojado busca la calle encharcada,
igual que mis ojos,
a través de la ventana.

Los cuentos los invento
para dormirme sin ganas.
Es el viento de las tres  
quien me despierta de madrugada,
dejándome a oscuras bajo su lengua, 
y desierto bajo las vendas de su techo,
y a penas
 y casi descalzas.

Final ahogado,
medio muerto tendido de boca
en arena de piel caliente
buscándose templada.

Lo ves mi amiga…
Escupo lo sobrante…
«para perderme de la vida
Con unas pocas palabras.

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí