Ballesol ofrece respuesta al impacto de la cronicidad

0
621
cronicidad

El envejecimiento poblacional y el incremento de las enfermedades crónicas son fenómenos que muestran una tendencia creciente. Por eso Ballesol ofrece una respuesta de calidad y bienestar sin perder oportunidades de envejecer de manera exitosa. 

 

El 28% de las personas mayores de 65 años con enfermedad crónica viven solas y hasta un 43% de los que se encuentran en esta situación se sienten mal por ello. Esta es una de las conclusiones extraídas del ‘Estudio del impacto de la enfermedad crónica en las personas mayores’.

Desde Ballesol y en su residencia mayores Madrid, Ballesol Francisco de Rojas, sus profesionales aprecian que la creciente demanda asistencial está “estrechamente relacionada con el aumento de la población de personas mayores y la alta prevalencia de situaciones de dependencia, cronicidad y depresión en este grupo de edad”.

“En cada persona existe una realidad única que solo es de ella”. Es el mensaje que trasladan desde otra Residencia de mayores Madrid, Ballesol Tres Cantos, para entender la manera que tienen de cuidar a un residente. Una atención integral continuada y centrada en la persona para cumplir sus expectativas. El avance del envejecimiento de la población y la esperanza de vida conlleva la necesidad de incrementar los recursos y los servicios formales de atención a largo plazo.

 

“Además, Ballesol y sus residencias de mayores pueden ser una estupenda opción para estancias temporales o vacacionales, como descanso del cuidador o de la familia”

 

Por eso desde el punto de vista de la salud, el de la cronicidad y su forma de afrontarla de manera que se limite la aparición de dependencia se presenta un reto desde el ámbito residencial: “conseguir mantener una buena situación funcional con soluciones preventivas y rehabilitadoras como alternativas que a la vez apuesten por mantener lo más posible la calidad de vida de la persona”, es la clave, avanzan los profesionales de estas residencias de ancianos lujo de Ballesol.

 

Cómo cuidar

Desde el primer momento e independientemente de los motivos o patologías de su ingreso, en estas residencias se adaptan el habitual precio residencia ancianos, dada “la importancia del desarrollo personal y bienestar en cada uno de los aspectos de la vida de cada persona mayor”, lo que será la prioridad de los profesionales de estas residencias. O lo que es lo mismo, personalizar y humanizar el cuidado como punto de partida. Ante el aumento de la prevalencia de situaciones de dependencia y las necesidades de cuidados de larga duración las residencias deberán construirse respetando un modelo que los asemeje todo lo posible a un domicilio.

En Ballesol la evolución de sus centros hacia alojamientos independientes pero provistos de servicios comunes y espacios de convivencia “está permitiendo el aumento de estancias para dar respuesta a las necesidades de salud o de ocio” basados en el enfoque conocido como “modelo hogar”.

Esta manera de cuidar y envejecer está respaldada por el último informe de satisfacción elaborado por la empresa independiente Stiga, experta en Customer Experience, que certificó que el grado de satisfacción global de  familiares y residentes de Ballesol se sitúa en 8,48 sobre 10. Valorando sobre todo los servicios de enfermería (8,74/10) rehabilitación y fisioterapia ( 8,90/10) o las actividades sociales y de ocio ( 8,60/10) de Ballesol

 

Respuesta a la fragilidad

El modelo implantado en Ballesol se sustenta en áreas fundamentales como la actividad física multimodal (resistencia/potencia, aeróbicos y cuerpo/mente) el estado nutricional, el soporte calórico-proteico, “ya que son condicionantes esenciales para el tratamiento, prevención de la fragilidad al asegurar así una alta calidad en la dieta individualizada de cada residente”, coinciden en su compromiso los profesionales de Ballesol.

El manejo de la fragilidad cognitiva con actividades y talleres que fomenten la autonomía personal, sus capacidades y autoestima, al igual que el apoyo social a través de la participación, la integración y el protagonismo, son áreas que se trabajan diariamente en Ballesol para promover un envejecimiento activo y saludable en una etapa de la vida en la que es posible, reversible y remediable abordar la fragilidad.

residencia Ballesol

Vida en movimiento

Evaluar la condición física, la capacidad funcional de las personas mayores, adquiere cada vez más relevancia para determinar la salud y la percepción de calidad de vida con la que afrontaremos cualquier etapa en nuestro envejecimiento.

La fisioterapia en cuidados residenciales que posibilite mejorar los resultados de la rehabilitación neurológica y geriátrica promueve la recuperación funcional o la manera de prevenir y manejar las complicaciones de la inmovilización.

En residencias como Ballesol existen un conjunto de ejercitadores activos, pasivos y asistidos que están siendo utilizados en todas las fases de la rehabilitación de la persona, “permitiendo ejercitar las extremidades inferiores o el tronco y extremidades superiores con y sin asistencia motorizada, desde una silla o silla de ruedas”. La apuesta por la tecnología de ejercitadores como el Thera- Trainer Tigo consigue optimizar los procedimientos para asegurar la calidad de los cuidados en Ballesol y un mayor bienestar entre sus residentes.

La terapia de movimiento cada vez es más utilizada en los sectores hospitalario y sociosanitario por sus efectos en la movilidad y las actividades de la vida diaria de pacientes. Las intervenciones realizadas en las residencias de Ballesol con estos ejercitadores activos, pasivos y asistidos se combinan con la rehabilitación estándar y se pueden aplicar en terapias individuales con un enfoque de entrenamiento integral y apoyado por un equipo multidisciplinar.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí