Ayurveda para conocerse

0
318
medicina ayurveda

¿Conoces el sistema Ayurveda? ¿Sabes que se trata de un tipo de medicina integrativa que trasciende la meramente convencional? Se define como el arte de vivir la vida cotidiana en armonía con la naturaleza, de modo que nuestra salud física, mental, emocional y espiritual va a depender de nuestra capacidad para estar en equilibrio con el exterior.

 

Procedente del subcontinente indio, la medicina Ayurveda data de 5.000 años. Es un sistema ancestral que estudia las leyes del universo y de la naturaleza, a través de un enfoque holístico e integrativo, es decir, que no rechaza, por ejemplo, el sistema de medicina convencional, sino que lo suma, integrándolo como un todo junto al resto de enfoques.

Aunque pueda parecer algo prolijo, el sistema Ayurveda parte de una comprensión distinta del ser, que incluye el autoconocimiento y cómo reaccionamos ante lo externo.

Precisamente esto último, la naturaleza, es el elemento en torno al que pivota el principio más básico de Ayurveda, puesto que la salud depende de la capacidad que se tenga de vivir en armonía con el exterior.

“Ayurveda es un mapa de conocimiento que nos permite explorar las dimensiones del ser” dice Pamela Frenk, de Sabia Escuela de Saberes; “el propio término, procedente del sánscrito, se traduce como ciencia o sabiduría de la vida”.

Uno de sus principios parte de que en la naturaleza todo son ciclos; “Ayurveda nos ayuda a vivir de acuerdo a tales ciclos”, dice esta experta; “pues formamos parte de la naturaleza”.

ayurveda

Los tres doshas

El sistema Ayurveda considera que todos los seres vivos estamos constituidos por cinco elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra. Se rige también por el principio de la Correspondencia (segundo de los siete principios de la Hermética, definidos en el Kybalión, libro de 1908), enunciado “como es arriba, es abajo; como es adentro, es afuera”.

Tales elementos se combinan, dando lugar a tres inteligencias, que se nombran como Vata, Pitta y Kapha, las cuales rigen nuestros procesos biológicos, determinando nuestras características físicas, fisiológicas y mentales.

De esta manera, el control del movimiento, del metabolismo y de la estructura de los seres corresponde, respectivamente, a los doshas o principios biológicos Vata, Pitta y Kapha.

  • Vata. Regido por los elementos éter y aire. La persona Vata es creativa, artista, adaptable, entusiasta, emocionalmente sensible, imaginativa, espontánea, con habilidades intuitivas, multifacética en cuanto a intereses. Destaca que, al igual que el viento, se mueve por uno y otro sitio, explora y pasa rápidamente, creando a partir de formas innovadoras.
  • Pitta. Es el elemento fuego el que lo dirige. Muy inteligente, la persona Pitta es segura, capaz de entender rápidamente nuevos conceptos y de ponerlos en práctica. Es valiente, con coraje, voluntad y determinación. La energía Pitta es sinónimo de persona divertida, exitosa, alegre, con habla clara y precisa, observadora, organizada, decisiva y con capacidad de discernimiento.
  • Kapha. Agua y tierra guían la energía Kapha, que da como resultado a una persona paciente, dulce, compasiva, estable, amorosa y con el deseo inherente de ayudar a los demás. Fortaleza más resistencia más aguante son valores propios, al igual que su habilidad para escuchar, su sensualidad y su satisfacción con la vida.

alimentacion

Los cuatro pilares del bienestar

Estos doshas, por separado o mediante la unión de dos e incluso de los tres, definen nuestro biotipo original, aquél con el que nos encarnamos y que no se puede cambiar.

Las características de nuestro dosha, no obstante, pueden verse postergadas en nuestro estado actual. Esta distancia entre lo original y lo de ahora es lo que el sistema Ayurveda identifica como la enfermedad.

“Svatsha es el estado en el que el cuerpo, la mente, el alma y los sentidos interactúan armónicamente para experimentar al Ser”, dice Pamela Frenk, que enumera los cuatro pilares del bienestar: “el estilo de vida, la alimentación, las relaciones con los demás y con nosotros mismos y la mente-espiritualidad”.

Desde el Coaching, te propongo seguir los tips que esta experta plantea para lograr el equilibrio y el bienestar:

Estilo de vida. La salud depende de la capacidad de sintonizarnos con los ritmos y ciclos de la Naturaleza. Pamela Frenk propone hacernos la siguiente pregunta: en estos momentos, ¿qué es lo mejor para mí?

  • Muévete todos los días durante 30 minutos y evita estar más de hora y media seguida sin moverte.
  • Hábitos de sueño y descanso. Acuéstate y levántate temprano.
  • Rutinas de autocuidado. Establece una rutina por la mañana (ir al baño, usar el raspador de lengua para desechar toxinas, practicar ejercicio físico, darte una ducha y comer sano)

Alimentación. Ésta no ha de ser necesariamente vegetariana y nos ha de gustar. Frenk invita a preguntarnos ¿cómo quiero constituirme?, teniendo en cuenta que la alimentación sostiene la vida y nos provee de todo lo que necesitamos cuando lo requerimos.

  • Elige alimentos frescos, estacionales, en su estado natural.
  • Come sólo cuando tengas hambre real (no emocional)
  • Integra diversos alimentos en tu plato, dando prioridad a los que te equilibren.
  • Observa tu dosha: Vata requiere alimentos calientes, de la tierra y bien cocidos (guisos, sopas, verduras cocidas y los sabores dulces, ácidos y salados). Pitta prefiere los alimentos que “enfrían” (ensaladas, zumos, verduras al vapor, legumbres y agua de coco; como sabores, lo dulce, amargo y astringente). Por lo que se refiere a Kapha, lo suyo son los alimentos estimulantes y ligeros (verduras amargas, especias y hierbas, siendo sus sabores los picantes, amargos y astringentes).

Relaciones y autoestima. “La sanación empieza con la aceptación radical y amorosa de quién soy yo”, dice Pamela Frenk; “por lo que hay qué preguntarse quién soy, por qué soy así y si puedo amar esto que soy”; “cuando comprendo y acepto mi naturaleza, puedo apreciar y amar a otros”.

  • Reconoce tus patrones de vínculo dominantes. ¿Cuál es tu dosha predominante? (para averiguarlo, existen diversos test en la Red; no obstante, te propongo el de www.sabiaescueladesaberes.com)
  • Vigila tus respuestas emocionales automáticas.
  • Sumérgete en el mundo de la educación emocional, en los conceptos del apego y la psicología Positiva.

Mente y espiritualidad. “La mente es una entidad hecha por nuestros pensamientos”, dice Pamela Frenk; “para transformarnos debemos cambiar la forma de pensar y de sentir respecto a quiénes somos, así como también con respecto a nuestras expectativas de vida”.

  • Digestión mental. Evita que las impresiones externas penetren en la mente interna, para así aprender de ellas sin que nos limiten.
  • Mima a tu mente como si fuera un bebé, mediante una selección de objetos sensoriales.
  • Desarrolla la observación desapegada, evitando el sufrimiento.
  • Practica la meditación diariamente, pues permite afinar la capacidad de equilibrio mental.

¿Por dónde empezar?

Una vez definidos los cuatro fundamentos de Ayurveda, la pregunta de referencia suele ser ¿por dónde empezar?; “se puede comenzar por donde uno desee, si bien es cierto que haciéndolo por la base suele ser más fácil”, dice Pamela Frenk, de Sabia Escuela de Saberes; “o también empezar desde donde se sienta un dolor, por ejemplo, la acidez por comer o beber determinado alimento”.

Se empiece por donde se empiece, esta experta nos propone las tareas siguientes:

  • Conocerse en esencia material y espiritual. ¿Cuál o cuáles son tus doshas predominantes?
  • Sintonizar con los ritmos de la Naturaleza, conociéndola e interpretándola. Aprovechar sus recursos para restablecer el equilibrio.
  • Recibir de la Naturaleza aquello que te equilibra, según el principio de los opuestos. Se refiere Frenk, siguiendo el ejemplo de la acidez, a que ésta implica mucho calor, por lo que deberemos buscar el agua de coco para aplacarlo.

“Los doshas o humores Vata, Pitta y Kapha también expresan y reflejan las tres funciones básicas de la existencia, por lo que el primero entra en la función final de la destrucción, Pitta es la fuerza que lucha por mantener la creación y Kapha es la fuerza que está detrás de toda la creación” dice esta experta.

“El camino Ayurveda le pide a cada persona que asuma la responsabilidad de su vida diaria”, dice Pamela Frenk, de Sabia Escuela de Saberes; “nos indica cómo usar los recursos a nuestro alcance, que son regalos de la naturaleza, para volver a nuestro estado de equilibrio natural”.

 

¡Feliz Ayurveda! ¡Feliz Coaching!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí