Controla el hambre emocional durante el confinamiento

0
300

Controlar el hambre emocional durante estos días de confinamiento que estamos viviendo es muy importante. Quedarse en casa puede hacer que dirijamos la atención a la comida de forma especial y que la utilicemos como herramienta para ocupar el tiempo.

Como asegura Fran Sabal, autora de Nutrición Emocional, nos hemos visto obligados a convivir con nosotros mismos más de lo habitual. Para muchos esta situación no ha sido nada de fácil, puesto que no estamos acostumbrados a escucharnos, escuchar nuestras propias necesidades, nuestros miedos, angustias y carencias.

Todo esto nos puede llevar a sentir ansiedad, una sensación incómoda de la cual buscamos escapar lo más rápidamente posible. Una forma muy común que encontramos, más aún si estamos tantas horas en casa, es a través de la comida.

La filosofía de nutrición emocional enseña que, mediante una adecuada gestión de nuestros pensamientos y emociones, enviamos señales a nuestro cerebro, las cuales producen una mayor liberación de serotonina, conocida como la “hormona de la felicidad”.

Esta hormona genera una sensación placentera en nuestro cuerpo capaz de reducir nuestra hambre emocional y conseguir que adelgacemos disfrutando de la comida. ¿Cómo? Provocando un estado de relajación que favorece nuestro metabolismo y una correcta digestión y absorción de nutrientes.

Sabal asegura que existe una relación directa entre nuestros pensamientos, emociones, metabolismo y peso corporal. «Muchas veces nos olvidamos que somos un todo, nos vemos como un envase e incluso llegamos a sentir que nuestra valía personal depende de cómo nos vemos, cuando realmente somos mucho más que un cuerpo, una talla o un número en la balanza.” afirma.

La filosofía de nutrición emocional consiste en aprender a mirarnos como un todo, a trabajar en gestionar nuestra ansiedad, desde un punto de vista físico y emocional, y además te enseña una nutrición sencilla, balanceada y ordenada, en la que uno mismo, a través de sus gustos, costumbres y preferencias, puede elegir qué comer. De esta forma se consigue una mayor adherencia a los cambios, ya que se llevarán a cabo desde la libertad de elección y nivel de compromiso, sin obligaciones ni restricciones.

También es muy importante practicar distintas actividades que nos puedan ayudar a mejorar la relación uno mismo, reducir los niveles de estrés y de ansiedad. Fran Sabal recomienda las siguientes:

  • Practicar actividades como mindfulness, relajaciones, meditaciones o yoga. Son actividades donde se fusiona alma, cuerpo y mente. Se trata de conectar con uno mismo en todos los sentidos y fortalecer tanto la parte física como mental.
  • Dedicar tiempo a quererte. Un gesto tan sencillo como mirarte al espejo y dirigirse unas palabras bonitas todos los días, ayudan a fortalecer nuestro amor propio.
  • Buscar actividades que te regalen plenitud. Hay que aprovechar esta situación para dedicarle tiempo a las cosas que siempre se han querido hacer. Esa sensación tan placentera de felicidad y motivación sirven como motor para recordar lo que uno vale y es capaz de hacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí