La dieta mediterránea reduce problemas cardiovasculares

0
301
dieta mediterránea

Ya puede afirmarse sin dudas. La dieta mediterránea ayuda a reducir la recurrencia de eventos cardiovasculares. Así lo demuestra el estudio Cordioprev, llevado a cabo conjuntamente entre el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, IMIBIC, el Hospital Universitario Reina Sofía, HURS, la Universidad de Córdoba, UCO, y el CIBEROBN, y con la participación de la Sociedad Española de Medicina Interna, SEMI.

Hasta la publicación de este estudio no se había probado que la dieta mediterránea tiene efectos beneficiosos sobre la salud en pacientes con enfermedad cardiovascular establecida, comparada con otra dieta cardiosaludable como es la dieta baja en grasa. Esta dieta que es rica en hidratos de carbono complejos, y la dieta mediterránea (rica en grasa monoinsaturada cuya fuente principal es el aceite de oliva virgen), han probado ser eficaces en prevención primaria de pacientes de alto riesgo sin enfermedad cardiovascular desarrollada.

Pero, el estudio Cordioprev demuestra en pacientes con enfermedad coronaria establecida que la dieta mediterránea tuvo un efecto superior al de la dieta baja en grasas en la prevención de la aparición de eventos cardiovasculares recurrentes. Eventos como el infarto de miocardio, revascularización, accidente cerebrovascular isquémico, entre otros, evitando la aparición de uno de cada cuatro eventos cardiovasculares mayores.

problemas cardiovascularesCon estas conclusiones los especialistas cuentan ya con un arma más para afrontar estos eventos coronarios, con la alimentación. Hallazgo significativo si se tiene en cuenta que la enfermedad cardiovascular sigue siendo una de las primeras causas de mortalidad y gasto sanitario tanto en España como en Europa. El estilo de vida es un factor clave a modificar para prevenir la incidencia y recurrencia de eventos cardiovasculares, junto a fármacos y otros procedimientos, como las técnicas de revascularización.

En este trabajo han participado un total de 1.002 pacientes con enfermedad coronaria, con edades comprendidas entre los 20 y los 76 años, que recibieron intervención dietética y fueron seguidos durante siete años. Un total de 500 (49,9%) de los 1.002 pacientes fueron asignados al grupo de dieta baja en grasas y 502 (50,1%) al de dieta mediterránea.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí