España mía…

0
66

España de mis temores.

Fíjate lo que sabremos de política que Salvador Illa es el ministro más valorado. Illa no es un salvador, solo es un ministro que aspira a ser Honorable.

¿Y cuando salió Pedro Sánchez a decirnos en verano que habíamos vencido a la pandemia? ¿A este señor quién le asesora? Porque creo que tiene cientos de ellos.

Ahora los iluminados nos saldrán más caros con la subida del recibo de la luz.

Tras el “dieselgate” Volkswagen pasa a ser el coche más vendido en España. ¿Les extraña que la gente siga votando una y otra vez al que de forma sistemática no administra de forma correcta el dinero del pueblo? Fíjense que digo “pueblo”, porque dices dinero público, y te contestan que el dinero público no es de nadie.

Hay gente que adora a Fernando Simón y eso que ni vio venir la ola ni ha dado una en el clavo, será porque le acompaña la voz apagada y dramática que requiere la situación.

Los políticos usan los prismáticos para acercarse, sin hacerlo, a la sociedad. ¿Qué sucede cuando se les caen, se les rompe la lente y vuelven a mirar por ellos? Que lo ven todo como a través de un caleidoscopio. No puede ser que a estas alturas del siglo XXI estemos en pañales frente a infinidad de asuntos de interés nacional y discutiendo por cosas que debieran estar solucionadas.

Mientras, los youtubers progresistas se marcha a cotizar en Andorra ahora que tanto hace falta el dinero aquí. ¿Desertores Sociales?

No digo que esté bien, porque no lo está, pero siempre nos hemos sentido superiores cuando nos hemos colado en una fila sintiéndonos más listos que los que la guardan. Esto de colarse en la vacunación parece tener buena lectura: el pueblo que vota ha dicho en mayoría simple que, los primeros en vacunarse debieran de ser los políticos, porque no se fían de lo que contiene la vacuna. ¡Pues toma!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here