Inés León: «Pa’ La Habana es un homenaje a las mujeres valientes que dieron voz a lo que eran y lo defendieron hasta el final»

0
66

 

Inés León es la naturalidad de la pasión más auténtica sobre el escenario. Una mujer fuerte que, con tesón e ilusión, ha conseguido abrirse camino en el panorama teatral de nuestro país, habiendo interpretado más de 30 papeles diferentes en los que ha quedado patente el privilegio de su voz y su maestría interpretativa. Ahora disfruta con su primera producción: Pa’ La Habana, donde nos invita a viajar, de su mano, de Cádiz a La Habana, y comprobar que en la vida hay que arriesgarse para conseguir aquello que se sueña. Una travesía lleva de emoción y humor a partes iguales.  

 

Nuevo espectáculo, Pa’ La Habana, que es tu primera producción teatral.

Sí es mi primera producción, mi primera creación. Tenía cositas en la cabeza desde hace mucho tiempo y ahora era el momento de sacarlas. Así que me he echado el turbante a la cabeza, como yo digo, y para adelante.

 

A lo largo de tu carrera has interpretado más de 30 papeles musicales diferentes. ¿Por qué te has decantado por este estilo para tu primera creación, por qué decides que este primer viaje sea de Cádiz a La Habana?

En el show hay un poquito de mezcla. Porque me parece que tenemos muchas semejanzas al hablar de ritmos, de sentir la alegría. Y quería ir hacia eso, hacia algo muy alegre, con mucho color, muy divertido y me parece que en Cuba saben hacerlo muy bien.

 

Vuelves a lanzarte en un espectáculo unipersonal y vuelves a interpretar a una mujer muy fuerte.

Sí, es una mujer de armas tomar. Una mujer que decide romper con lo establecido, con la vida que se supone que tienes que vivir, y dice: “No. Voy a vivir la que yo quiero vivir”.

 

Esa mujer es Miranda González aunque le llaman “la Lirio”, en referencia a aquella mujer del poema de Rafael de León. Esa mujer, ¿tiene mucho que ver contigo?

No tanto. Aunque siempre hay algo en una que decide romper con lo establecido. Bueno, me estás haciendo pensar en ello y tal vez sí haya puntos en común, aunque no al nivel tan exagerado que se cuenta en la ficción. Pero sí. Cuando una decide salir de su pueblo, de lo que se supone que es la vida de una “señorita”, hay que echarle valor, y cuando una da ese paso hacia adelante, ya no hay marcha atrás.

 

Dices esto porque tú hace 23  años que decidiste hacer algo así, cuando dejas tu pueblo, Castuera (Badajoz), para seguir tu sueño en Madrid. Igual que hizo Miranda abandonando Cádiz para llegar a La Habana. ¿Qué es lo que quería encontrar?

Ella lo que quiere es encontrar su sitio, expresar lo que lleva dentro y triunfar como artista. Quitarse esos “moraos” que tenía como “la Lirio” y ser Miranda González con todo el esplendor que eso conlleva. Cuando le cuentan que existe un cabaret que se llama Tropicana en La Habana, decide irse allí y probar suerte.

 

Esta mujer, no sé si tú también, es amante de una artista, Carmen Miranda, que lo fue todo en la década de los años 40 y 50. Fue la primera latina en hacerse con una estrella en el Paseo de la Fama Hollywood. Tuvo un éxito enorme pero una vida dura.

Una vida muy dura. Y tras su enorme éxito cayó en picado. Fue una mujer que consiguió ese reconocimiento que tanto le cuesta tener al latino y después cayó por defender sus ideales y por defender sus orígenes, de dónde provenía. En este espectáculo mi intención es hacer el homenaje que se merecen esas mujeres que fueron capaces de romper con lo establecido, con lo que suponía, en cualquier país del mundo. Esas mujeres de armas tomar, valientes, que decidieron ir hacia adelante y triunfaron, dieron voz a lo eran y lo defendieron, a toda costa claro.

 

¿Crees que hoy le sigue costando lo mismo a la mujer?

Hoy sigue costando. No tanto como hace años porque, por suerte, ellas abrieron un camino que nos ha facilitado transitarlo a nosotras. Hoy la vida de la artista tal vez no esté tan mal vista aunque, por ejemplo en España, aun queda camino que recorrer.

 

Pa’ La Habana está en el Gran Teatro Bankia Príncipe Pio, esa gran carpa en Madrid que ayuda a darle otra dimensión a los espectáculos.

Sí, es algo mágico. Con solo entrar en ese teatro ya te trasladas a otro lugar que, sin que te des cuenta, te lleva a la historia que te quieren contar, hacia donde los artistas te quieran llevar. Y, en este caso, hacia un viaje fantástico. Gracias al formato de este teatro, se produce mucha interactuación con el público, te agarras a ellos para contarles tu historia, para que vayan contigo, y el tenerlos tan cerquita y tener esa capacidad de llevarlos contigo en ese viaje, es maravilloso. Ellos como público también lo agradecen, porque no hay una cuarta pared que nos separe.

 

Conociéndote un poquito, y aun sin haber visto aún el espectáculo, nos atrevemos a relacionar algunos elementos que seguro están: la pasión y el humor.

(Risas) Claro que está el humor. Yo no comprendo la vida sin sentido del humor. Hasta las tragedias más trágicas, ya sabes que van de la mano con el humor. Y en mi casa me han enseñado que hay que darle la vuelta a todo y ponerle sentido del humor a la vida. En el espectáculo hay momentos muy emocionantes porque se tocan sentimientos muy verdaderos, pero siempre está el sentido del humor por alguna parte, y eso es muy bonito. En Pa’ la Habana hay básicamente humor y pasión, sentimiento y mucha complicidad, para vivir eso tan bonito que es meter al público en tu viaje y que ellos lo sientan como tal. Además, todos nos sentimos identificados en algún momento de nuestra vida con esos sentimientos, con el amor, el desamor, por lo que todos nos sentimos parte, al final, de esas emociones.

 

Inés León durante su entrevista en Palabras Mayores

El ser una mujer optimista, el mirar siempre el vaso medio lleno y no medio vació, el querer ver las cosas positivas (que siempre las hay), ¿ayuda a Miranda en ese viaje y te ha ayudado a ti en estos 23 años?

Sí. Por supuesto. Y  más en esta profesión que ya sabes que es complicada, y en ocasiones intentan ponerte trabas. Si ya tiene trabas de por sí, siempre hay gente en el camino que lo intenta. Pero en lugar de quedarme en esos momentos y mirar hacia abajo, siempre he sacado la parte positiva. ¿Qué he conseguido? Aprender de los buenos y de los malos momentos. De todos. Y me ha ayudado a tener la fuerza que tengo para poder defender estos trabajos.

 

¿Te consideras una mujer con éxito en tu profesión?

Sí. Soy muy afortunada. Soy consciente de que estar diariamente encima de un escenario, poder defender todos los papeles que yo hago y que confíen en mí como lo hacen, me hace ser una mujer afortunada.

 

Decíamos que este espectáculo es tu primera producción. Pero, ¿será solo eso, la primera de muchas más?

Sí, seguiré por este camino, porque es algo que está en mi cabeza, constantemente. Que un día escucho una canción que me llama la atención, me la apunto por si algún surge algo para lo que me pudiera servir, un pensamiento, una idea que surge en un momento… Mi mente es muy inquieta y fue así siempre. Pero también disfruto mucho dando vida a personajes de otras producciones que ya están hechos.

 

En estos 23 años no has parado. Teatro musical, teatro, cine, series de televisión, incluso duplicando espectáculos. ¿Es posible encontrar el tiempo cuando quieres hacer algo?

Claro, cuando quieres hacer algo todo es cuestión de organizarse. Cuando hay motivación, el tiempo se saca de donde sea. Y las cosas salen, y todo se va colocando de una manera fácil, todo va encajando sorprendentemente. Con tranquilidad y motivación aprendes a llevarlo todo. Es una manera de hacer las cosas sin el estrés del sufrimiento. Algo que aprendí hace ya un tiempo.

 

La oferta teatral en Madrid es enorme. ¿Qué viene a sumar este espectáculo?

Creo que podemos asegurar que pasaremos un ratito con mucha emoción, con mucha alegría. E insisto, una vez que entras en el teatro, ya no eres espectador, eres una parte más del show, formas parte de ese viaje que realizas, además, en primera persona.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here