Vestidos con magia para novias de más de 50 años

0
118

El día de su boda es uno de los más especiales para una mujer cuando ha encontrado el amor. Es ese día en el que, delante de familiares y amigos, confirma que está enamorada y que se compromete a vivir ese amor con su pareja. Es un momento de celebración compartida, de alegría, independientemente de la edad de los contrayentes porque ¿quién dijo que el amor reduce su intensidad o su compromiso dependiendo de la edad que se tenga? Y es un día también en el otro de los protagonistas es el traje de la novia. ¿Cómo son los trajes que eligen las novias que se casan con más de 50 años? ¿Qué colores eligen? ¿Sienten la misma ilusión que una novia de 30 años? Para responder a todas estas preguntas hemos conversado con la diseñadora nupcial María Salas, que sabe darle a cada una de sus creaciones matices innovadores, con diseños modernos y elegantes.

Obviando el peligro que tiene la generalidad, estas novias son “Interesantes, inteligentes, sabias y preciosas. Como todas las mujeres”, asegura Salas. La diseñadora confirma que el traje de la novia juega un papel muy importante ese día y que, pese a lo que pudiéramos pensar a priori, “cuando te casas a una edad ya madura, la ilusión de la novia por su vestido es incluso mayor”, porque con el paso de los años la vida te va enseñando el verdadero valor de las cosas  y aprendes “a apreciar los eventos felices como auténticos regalos. Volverse a vestir de novia (o hacerlo por primera vez) se vive como un cuento de hadas”.

Este diseño de María Salas combina encajes y tonos que van desde el marfil hasta el tostado. Pensado para mujeres seguras de sí mismas.

La elección de ese traje que ponga magia al día de la boda es una elección personal. Y, como reconoce Salas, debes decantarte por un vestido que cumpla tus sueños y tus expectativas, porque no hay que olvidar que “el vestido tiene que hacerle sentir única y preciosa. Y nada más, porque si a ella le hace feliz ¿quién soy yo para decirle si tal estilo o tal otro es más adecuado?”, se pregunta.

 

Seguridad en la elección

Seguro que muchas novias, ante esa elección tienen muy claro lo que buscan, pero seguro que otras se encuentran con muchas dudas. Aunque, como afirma la diseñadora, estas novias de más de 50 años sí se dejan asesorar puesto que tienen claro que lo mejor es escuchar la opinión de un profesional. Ese que cuando ve a la novia ya empieza a concretar qué tipo de cortes, colores y tejidos podrían encajarle mejor. El diseñador tiene que tener en cuenta unos detalles básicos que son, como apunta Salas, “su fisonomía, su rasgo de personalidad predominante (es una persona más bien tímida o es alguien muy extrovertido, si tiene carácter, si es muy alegre…); el tipo de evento, es decir, si es boda civil o religiosa; si la celebra en una finca rústica o en un hotel de 5 estrellas; y el número de invitados ya que no se viste una igual para una boda con 20 invitados que para una con 200”. Aspectos que marcarán el estilo y modelo final del vestido.

Si la edad regala más libertad en muchos aspectos de la vida, ¿se refleja esa libertad a la hora de elegir el traje? Salas es tajante en este sentido: “Si y no. Sí, en el sentido de que una mujer madura va a elegir el vestido que le guste sin necesitar para ello la opinión de nadie”. Y no, porque asegura que algunas mujeres “se sienten algo acomplejadas por el hecho de casarse a una edad o casarse de nuevo como si se sintieran fuera de lugar”. En estos casos lo mejor es hacerlas ver que tienen que vivir la vida “con toda su intensidad y a regalarse la oportunidad de vivir la boda de sus sueños”.

Entre esos factores que pueden influir a la hora de decantarse por un modelo u otro, hay que tener presente el tipo de boda que se va a celebrar. Porque como recuerda la diseñadora, “la elegancia reside en saber elegir la prenda perfecta para cada ocasión”.

Un ejemplo de un modelo más tradicional de María Salas, compuesto de un favorecedor cuerpo de crep y una imponente falda.

Corte evasé y tonos cálidos
En cuanto a si es o no la primera boda, “cuando nos vestimos con nuestras mejores galas, lo que estamos comunicando al mundo es cómo de importante es un evento para nosotros”. Y si, como sugiere, no es la primera vez que te casas pero te casas mucho más ilusionada que la primera vez, “elegirás un vestido aún más bonito con el que estés aún más radiante”.

Es más, Salas está convencida de que la edad no tiene nada que ver con el hecho de decantarse por modelos más clásicos o menos atrevidos. “Si la novia es clásica en su día a día preferirá un estilo clásico para su boda. Y si es atrevida preferirá un modelo que se salga de la norma”, reconoce. Del mismo modo que asegura que en cuanto a las formas, la línea que más favorece a la mujer a partir de cierta edad es la línea evasé. Corte  que ella propone en tonos cálidos y amables, “como marfil, melocotón, rosa pastel, beige…”.

María Salas, diseñadora nupcial que apuesta por mantener la magia a través de los trajes de novia.

Un apunte más de la diseñadora sobre el vestido:  El largo hasta el suelo con cola mediana y complementos. La mayoría optan por tocado en lugar del velo que les parece un complemento más juvenil.

El vestido lo lucirán durante todo el día, en la mayoría de los casos, porque “casi ninguna novia quiere cambiarse durante la fiesta, a no ser que vaya a ponerse otro vestido de novia. Para un día que lo vas a lucir, ¡quieres disfrutar tu vestido el máximo tiempo posible!”.

https://mariasalas.es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here