El poder de la aromaterapia, un optimizador del organismo y la mente

0
37

La aromaterapia es una herramienta utilizada desde hace millones de años, pero no genera toda la credibilidad que debería, quizás porque parece más sensorial de lo que es, pero realmente trabaja con múltiples mezclas de aceites esenciales en gran concentración que actúan sobre nuestro organismo aportando beneficios demostrables, igual que lo puede hacer una crema o algunas medicinas.

¿Por qué es tan eficaz? Como explicamos siempre en Aromatherapy Associates, la verdadera aromaterapia usa aceites esenciales a nivel terapéutico que, a nivel emocional, tienen un efecto dinámico. El sentido del olfato es el más primitivo de nuestros sentidos y está vinculado a las partes más profundas del cerebro que gobiernan los instintos básicos, los recuerdos y las emociones. En un nivel físico, debido a que los aceites esenciales están formados por moléculas muy pequeñas, pueden penetrar en nuestro torrente sanguíneo y pueden ayudar a resolver muchos problemas. Se usan ampliamente en la industria del spa para aliviar los dolores y molestias musculares, mejorar la circulación y la congestión nasal. En productos para el cuidado de la piel, puesto que penetran en las capas más profundas, los aceites esenciales suelen tener un efecto positivo: optimizan el proceso de renovación celular, mejoran la circulación sanguínea y abordar problemas como el acné, el eczema y el envejecimiento de la piel.

 

¿Cómo asimilamos estos aceites? Primero por absorción: al aplicarlo en la piel, las moléculas de aceite esencial viajan a través de la epidermis, principalmente por el folículo piloso, hacia la dermis y finalmente alcanzan la sangre y los vasos linfáticos de la piel. Una vez que ingresan a la circulación, pueden transportarse a todas las áreas del cuerpo. Llegarán rápidamente a las áreas del cuerpo con buena circulación. Por ejemplo, el hígado, los riñones y algunos grupos musculares. Es comúnmente aceptado que los aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas no patógenas. Algunos son antivirales, antimicóticos y antiinflamatorios. Los aceites esenciales también contienen antioxidantes que ayudan a prevenir el daño celular causado por la oxidación y protegen contra la acumulación de desechos tóxicos en las células de la piel, lo que ayuda a reducir los signos del envejecimiento. La mayoría de los aceites esenciales abandonan el cuerpo en cuestión de horas, principalmente a través de los riñones, aunque los efectos pueden durar mucho más en los tejidos.

También penetran por inhalación puesto que los aceites esenciales funcionan muy eficazmente en el sistema respiratorio. Sus propiedades antibacterianas y antivirales los hacen ideales para mantener la salud dentro de los senos nasales, la garganta y el tórax, y también para el alivio sintomático de infecciones y alergias. Cuando se inhalan, se absorben a través de las membranas y mucosas que recubren las estructuras respiratorias y pasan directamente al torrente sanguíneo, por lo que pueden viajar por todo el cuerpo como anteriormente se describe. Es la inhalación la que más garantiza un beneficio a nivel mental, ya que al entrar llega al sistema límbico, que activa en el cerebro esos recuerdos positivos que más nos benefician, y transmite los efectos del aroma al sistema nervioso central.

 

 

Bella Hurtado. Directora de Educación. Aromatherapy Associates.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here