Disfruta del mejor terraceo del verano

0
1386
terrazas

El verano está íntimamente ligado a palabras como descanso, viajes o vacaciones. Y también a reuniones al aire libre con familia y amigos en las siempre imprescindibles terrazas. A lo largo de todo el país, en esta época del año especialmente, los hoteles y los restaurantes se esmeran en sus ofertas de calidad a pie de calle, con el cielo por montera. Recorremos algunas de esas terrazas invitándote a descubrir aquella o aquellas que más te hagan disfrutar.

 

El Bund

El jardín de Suzhou de El Bund

El restaurante El Bund cuenta con una terraza en la capital en la que disfrutarás de la mejor gastronomía china, olvidándote por completo de que estás en la ciudad. Su estilo decorativo recrea el ambiente de las antiguas casas coloniales del barrio El Bund en Shanghái.

dim Sum En su oferta destacamos la gran variedad de dim sum artesanales como los jiaozi, de base crujiente y masa tierna, y el jugoso xiaolongbao de cerdo ibérico, pollo o ternera, preferido por los más pequeños. Pero el popular pato laqueado de Pekín es sin duda uno de sus platos estrella. Se sirve con tortillas de trigo elaboradas diariamente y verduras frescas. Se acompaña con una salsa hoisin personalizada por el chef que le añade su toque secreto.

A los platos tradicionales de su carta como el buey de mar a la sichuanesa o la cazuela cantonesa de marisco, cada temporada añade especialidades como el rodaballo con forma de barco o el bacalao al estilo de Shanghai. Además una amplia y atractiva carta de gin tónics hará que se alargue la sobremesa.

 

La Casa de Cristal

La Casa de Cristal 

En el corazón madrileño del barrio Chamartín, se encuentra La Casa de Cristal, una terraza llena de luz y color que se convierte en el escenario perfecto para degustar el mejor producto con recetas actualizadas de la cocina española. Un perfecto oasis urbano donde el comensal disfrutará de la de paz de su luminosa y ajardinada terraza. Un entorno acogedor, íntimo y coqueto.

menú Para compartir destacamos la tempura de langostinos con salsa de Kimuchi y las albóndigas de rabo de toro en su salsa con dados de patataDel mar el tartar de salmón con huevo a baja temperatura y la merluza del cantábricoY de la tierra el lomo de vaca vieja premium fileteado o los raviolis de rabo y foie.

 

nubel +

Summerful en NuBel

Un espacio donde el arte se come, escucha, vive y siente. Así es la Terraza
Summerful en NuBel, el restaurante del Museo Reina Sofía con el diseño
contemporáneo del laureado arquitecto Jean Nouvel. Situada en el patio Nouvel del Museo, tiene unas vistas privilegiadas a a escultura monumental “La Pincelada” (“Brushstroke”) de Roy Liechtenstein, que fue instalada en esta zona al aire libre del edificio diseñado por el genio de la arquitectura para la ampliación del Reina Sofía.

martinAquí cobrará vida hasta agosto, el universo de Martin Miller’s Summerful Gin que recrea ese surrealismo artístico y lo trae al verano con grandes elementos florales y vegetales e iconos vanguardistas que rodearán las mesas más demandadas de los próximos tres meses. Tanto en ellas como en el interior del restaurante se podrá disfrutar del Menú Martin Miller’s Summerful Gin, una degustación especial (49 euros), disponible en comidas y cenas, diseñada por el chef de NuBel, José Olmos. Se ha basado en la dualidad Inglaterra-Islandia que define a esta ginebra y lo ha hecho con recetas e
ingredientes que componen un delicioso viaje lleno de matices.

 

 

Terraza Vincci Vía 66

Roof 66  

En el número 66 de Gran Vía, Vincci Vía 66 4* posee una terraza con una de las mejores vistas a la principal arteria de la capital. Desde esta azotea, se pueden ver algunas de las esculturas más representativas de los tejados de los edificios colindantes de Gran Vía, como por ejemplo uno de los célebres Ave Fénix repartidos en diversas cúpulas de la capital. Concretamente, el que está justo al lado del establecimiento de Vincci Hoteles, está presidido por Ganimedes un héroe de la mitología griega que vigila desde lo alto del edificio la terraza de Vincci Vía 66, uno de los lugares con más encanto de la capital donde poder deleitarse con el atardecer de la ciudad.

Abierta de lunes a viernes de 11.30h a 23.30h, y sábados y domingos de 12.00h a 23.30h, Roof 66 tiene una decoración en tonos neutros y materiales naturales que se integra perfectamente con sus paredes de madera. Los grises, blancos rotos y azules se repiten en mobiliario y textiles, contrastando con algunos detalles de vegetación.

Un espacio agradable en el que disfrutar del cielo madrileño mientras se degustan algunas de las especialidades de su carta, para compartir o no, como si Pizza de Pollo Marinado, su hamburguesa de ternera con queso trufado, foie y cebolla crujiente, las zamburiñas en su concha o hummus de sabores, y se prueban algunos de sus cócteles que incluyen los Clásicos de ayer como el Dry Martini, Negroni, Old Fashion, Mai Tai, Daikiri clásico o Margarita.

 

Rubaiyat

La terraza de Rubaiyat 

La terraza de Rubaiyat conforma un oasis colonial junto a Alberto Alcocer. Además, ha estrenado nuevo aspecto, con un reciente y elegante rediseño que permitió climatizarla y así mantenerla durante los doce meses. Da la bienvenida a la temporada con esos platos que hacen que visitarla siga siendo un «must», como esas carnes de crianza propia provenientes de la hacienda familiar brasileña, lo más reconocido de su carta. Entre sus cortes a la parrilla de carbón vegetal más selectos están el Baby Beef, Bife de Chorizo, Master Beef (chuleta con entre 40 y 60 días de maduración) o la reina, Queen beef.

steakÚltimamente se ha incorporado a la carta el flamente Tomahwak, 2 kilos de carne seleccionada que se flambea con cognac en mesa y se sirve sobre una parrilla. Tampoco hay que perderse las deliciosas patatas suflé que acompañan ni, para abrir boca, su steak tartar o sus empanadas de solomillo,propuestas obligatorias. Es inevitable, asimismo, deleitarse con uno de sus afamados combinados. Aparte de la icónica caipiriña, su consolidada carta de bebidas, con una refrescante presentación, no deja indiferente.

 

Casa Elena

En la terraza se mantiene intacta la filosofía de la casa: apuesta por el producto km. 0, ecológico y de proximidad para elaborar una oferta basada en la cocina tradicional sin perder el toque vanguardista. Su esencia está basada en el Slow Foody ha sido reconocida por la asociación Ecogastronómica Slow Food España, que lo ha acreditado como el único restaurante con el certificado oficial en la zonacentro de la península.

El espacio, de gran amplitud, está ubicado en la parte trasera de la casona y es perfecto para degustar la cocina de Casa Elena al aire libre y en un ambiente cómodo y relajado.

En su compromiso con la sostenibilidad, decidió ampliar su huerto y construir un invernadero con el objetivo de disponer de ingredientes propios ecológicos de calidad para sus platos. En el huerto cuenta con productos básicos para sus menús.En cuanto a verduras, se pueden encontrar tomates cherry y raff, berenjenas, remolachas o calabacín. También tienen distintos brotes como rúcula, berros, capuchina, amaranto o borraja. Algunas de estas plantas disponen de flores comestibles, pero también cultivan flor de ajo, de mostaza, de nabo, verbena, begoñas, caléndulas….

Además, disponen de diferentes plantas aromáticas como el tomillo o la albahaca. A comienzos de este año, Casa Elena construyó su propio invernadero en el que tiene plantadas alrededor de 40 variedades distintas entre aromáticas, flores, brotes y verduras.

 

El Jardín del Alma

Esta terraza es un auténtico vergel en Madrid, un espacio mágico donde los ruidos se esfuman y el tiempo se detiene. 1.000 metros cuadrados de parcela, que se dividen en tres zonas al aire libre, una preciosa terraza techada y un elegante restaurante acristalado, con capacidad total para 140 personas.

Cuenta también con la zona de chill out y la de mesas altas -disponibles ambas sin reserva-, justo a la entrada del espacio, con carta propia y Dj los viernes por la tarde -de 17:00 a 20:00 h.- para alargar la sobremesa y comenzar el fin de semana con buen ritmo; o en el escondido jardín trasero
rodeado de árboles, en el que en cuanto el tiempo acompaña, es imposible encontrar mesa sin reserva y es que está claro que es todo un place to be de la capital. Un encantador espacio y una carta que gusta a toda la familia con una oferta basada en tres pilares: producto, calidad y tradición, que se traduce en recetas como: torreznos de Soria con caramelo líquido de naranja; ensalada de Burrata, tomate azul y perlas al pesto; canelón de calabacín relleno de boloñesa vegana; arroz meloso de marisco; sapito de barriga negra
a la brasa con Donostiarra; T-Bone de novilla aromatizado con mantequilla de Soria ahumada. Y que nadie se olvide de dejar sitio para el postre y para un cóctel.

 

Ozio Gastronomico

Ozio Gastronómico

Palermo se disfruta a lo grande en Madrid desde hace escasos meses gracias a este restaurante dirigido por Dario Genova -chef ejecutivo- y el empresario Alberto Andolina. Se trata de un concepto basado en la gastronomía autóctona de la isla y del sur de Italia -allí ya existe la casa madre desde hace 6 años- y cuyo fin es difundir su cultura y sus sabores mientras se disfruta del auténtico ‘Ozio’.

Su terraza nos hace sentir que estamos viajando a Sicilia aunque solo sea con el paladar. Porque los platos de la carta están basados en la tradición, con materias primas como la bottarga o la zizzona, pero las recetas se interpretan con un toque especial, como la Arancina Oziosa, una ‘croqueta’ de arroz rellena a la que añaden bisque de gamba roja; o la Carbonara de Ozio, que aunque sea del centro de Italia, la ‘englorian’ con trufa negra mesentericum. Tampoco hay que perderse Las tres caponatas; pastas como los Busiati con
pesto de Trapani, con tartar de carabinero; o principales como la Tagliata de lomo bajo empanada al estilo de Palermo. Tienen pizzas napolitanas, sicilianas y de autor ‘Made in Ozio’ como la Covaccino Bronte, con
burrata, mortadela Favola y pesto de pistacho de Bronte. Para acompañar estas delicias, nada como sus vinos italianos o sus cócteles.

 

cachopo

Restaurante Arrabal 

En plena Plaza Mayor de Madrid, tradición y vanguardia se dan la mano en Arrabal, para dejar paso a una experiencia culinaria donde el protagonista de cada plato es el propio producto.

Su propuesta culinaria se basa en una gastronomía donde el producto adquiere todo el protagonismo, platos y elaboraciones tradicionales y castizas con un toque de autor que ensalza las virtudes de su cocina.

ArrabalEn su carta puedes encontrar desde entrantes desenfadados perfectos para compartir, a guisos de temporada, grandes carnes hechas con mimo,
pescados elaborados con un estilo muy personal y el mejor cachopo de Madrid. Con una ejecución cuidada, producto de primera calidad y emplatados de autor, uno de sus sellos de calidad es la procedencia de las materias primas, ya que tanto el pescado como el marisco son totalmente
frescos listos para servir.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí