Venas abiertas

0
226

 

Sangre seca
amontonándose en la tierra.
Amapolas de un rojo medio
en calma y sordo
por haber cerrado sus pétalos
al ruido sordo de las balas.

Sierras desnudas
de trigo ensanrrentados.
Virgen de la Cabeza
para verte subo
con los pies descalzos
la cuesta que me acerca hasta ti,
para abrazarte con mis brazos.

Qué pena haber sufrido
por hambre.
Qué hambre
haber sufrido
por pena.

Las venas abiertas en alambre
fueron de esos días
la sopa en lumbre,
cena muerta que a los ojos confunde.

La luna pudo mirar
y ver los llantos silenciosos
de todas esas madres
que gritaron:
¡Libertad!

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí