Una constelación

0
92

 

La puerta abierta,
aire susurrándome al oído,
nubes transparentes,
cielo aun con luz,
pareces dormido.

Espero ver tus mil estrellas
cada noche antes de irme a la cama,
antes de cerrar los ojos
y que me arropes con tu niebla,
tú que brillas ten cerca mi hermana.

Ya no sé qué pensar.
Son tus besos
que me lanzas desde el cielo

de mentira o de verdad.
Simplemente espero
para abrir los ojos de madrugada
para encontrarme contigo
y beberme ese café
que espera sin pedirme nada.

Sentado en la isla desierta
las manos cruzaron el aire
esperando la nube blanca y abierta.

Sentado,
bebiendo el agua de los cocos
como sudor de sirena,
olas sin más.

Las voces templadas
fueron eco en la piedra
y mis pies en la arena
una firma sin libro que editar.

¿Qué momento es uno solo?
¡Cuántos los ojos sin estar!

Quiero beberme las páginas,
las blancas hojas del árbol
que nunca dejé de amar.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here