Rey de corazones

0
93

Pequeño,
hazte grande saliendo del sueño
que te deja tan dormido
y corre.

Hazte un poco más ligero que el viento
y vuela como él,
sal corriendo,
hasta que sientas el dolor
en la punta de los dedos de tus pies.

Aléjate de la oscuridad
de esas cuatro paredes,
iluminando la distancia
que te separe de ella
formando un arco iris.

Salta, vuela y grita,
grita, vuela y salta,
y no dejes de correr.
Dibuja el mar
dentro de tus ojos cerrados.

Abre la puerta de la realidad
y bebe del corazón
con su verdad,
a pequeños sorbos.

Sé pequeño,
que te duele,
que el hambre se te olvida por el día
y en la noche,
son medias migas de pan.

Siento tu duelo,
me lo tatúo cada vez que te veo.
Las garras con sus aullidos
son un monstruo pasajero.
El dolor tan sordo como mudo,
llena nudo en la garganta.

Hazte el dormido,
suave dentro de tu manta.
Quiero darte un beso,
con tiempo,
en la cara,

y arroparte,
y decirte hasta mañana.

Los días son
como las nubes en el cielo,
que siempre queremos parar.

Me quedé mirándote
como las miro a ellas
y sentí la magia de la vida
en tu silencio,
solo con oírte respirar.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here