Nacer a la vida el 12 de febrero

0
451

La edad no es la verdad de los años cumplidos.
Después de nacer,
me quedé dormido
y todos mis sueños despertaron
cerquita de aquel rincón
y sin sentir el frío.

Todos mis recuerdos me acercan a un niño
y a todas y cada una de sus velas
en sus tartas apagadas
después de los deseos
con el aire de la boca
y sin tocarlas.

Miércoles de ceniza,
parto de hombros que no salen
buscando la salida.
Un corazón pegado a otro
al nacer se parte en dos,
como la tiza.
mirándose a los ojos segundos después
sonríen y se laten
juntando y dibujando con su blanco
mismo corazón que lo retraten.

En lo alto de tu pecho una caricia,
en mi nuca tu mano, un almohadón.
Al cruzar el túnel de luz,
flotando boca arriba
sobre aguas invisibles,
busqué para tocar la pared del horizonte.

El horizonte sigue aquí,
delante de mis ojos,
con un mar entre medias
gigante y azul.

Mi nacimiento son los años
que hoy cumpliré a las 17,45,
hora en que mi madre Isabel
me llama cada año para felicitarme.

Nací el día que desperté.
la edad no es la verdad
de los años cumplidos.
después de nacer me quedé dormido
y todos mis sueños despertaron.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here