Máak ku pul ya’aj

0
15

 

Dentro de la llama.


Pies en río helado,

ahogando la mitad de su cuerpo
entre las piedras resbaladizas.

Un sonido lejano,

ondeando
como humo de tabaco
en una habitación tranquila.

Mi mente

ya se clavó sus dos puñales,
uno por la noche que termina
otro por el día que se esconde.

Me desangro.


Las bellas luces desde el campo

parecen de otras vidas,
y lo son.

La mía ya está arriba

como estela que se esfuma
de la parte que mueve el avión.

Dejé la mano muerta

a una vela recién nacida,
y esperé hasta que apago,
no fue dolor lo que sentí
si el oscuro que dejó
por ser suicida.

Mago del Sol de las noches

que guardan lo que es,
para mostrar lo que no son.

Despierta corazón.


Tragos que viajan entre venas

cenas de nada es lo que son
y flores entre piedras
como besos secos de pasión
en labios que no se ven
de bocas siempre llenas
de letras sin canción.

Lobos al acecho

entre las ruinas del hambre
huesos de gelatina
bocas en los dedos de las manos
besando a círculo
la boca,
de los ojos ciegos de tu pecho.

Abro las puertas del salón

para saltar, ni lo pienso
ya he saltado
no hay mas frío, aquí dentro del aire
que el que me espera al llegar.

Y la piedra se hizo río

y mi cuerpo fugaz.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here