Llegará

0
385

 

 

Cuando la piel esté tan cerca de la roca
que por su brisa de lluvia de agua
apenas pueda ver.

Nubes de secretos
acumulándose en el aire
a falta de besos, sensibilidad.

He oído cantar
al extraño futuro
en las olas oscuras del mar.

Nada de nadie.
El más puro recuerdo
besa cuerpo de aire
en la cueva de la felicidad.

Puede el salto y reza
acompañado por las estrellas.
Acantilado de uvas llenas,
una por cada una
rellena de licor.

Abrigada a la única llave que aparenta
que no necesita fortaleza
si cuenta con mismo sol.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí