Mayo

0
27

 

Sólo son noches desnudas
enamorándose del tiempo.

Puede, que en el último momento,
aparezcan las dudas.
Nada que no me convenza con un beso,
a mi propia cara,
delante del espejo y sin arrugas.

Vuelvo por la misma calle.
Las luces de las casas
me recuerdan a la infancia.
Me atravieso en cada una imaginando
y busco en cada una, una sonrisa.
La prisa se hace pausa caminando.

Déjame verte,
me digo al oído.
Qué tontería.
Sólo en el silencio de la noche
crecen las flores más oscuras.
Me dejé llevar por las tormentas
y todas se durmieron a mi lado.

Abro el portal,
subo sus 45 peldaños
y entro en casa
y me dejo,
olvidándome al llorar.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here