Connubio

2
19

 

La segunda de las tres barcas,
se quedó sin remos.
Tanto aullido y tan vacíos,
y tantas cuevas…
nacidas de sus propios ecos.

La mano, sujeta el cristal
y la boca la sangre fría.
La muerte,
principio de vida inacabada.
Almohada en precipicio
sin cama presente.
Verbo de ansiedad
y luces, al final de la vía
convertidas en su propio túnel.

Corte de venas en la más absoluta soledad.
Y lágrimas entre las letras
desdibujadas por la sangre en el papel
dejando con sus uñas,
marcas en mi espalda.

Es verdad.
Suelo escapar por la ventana
una vez por noche
y siempre regreso…

Y siempre vuelvo a escapar.

 

http://losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es/

 

 

2 Comentarios

  1. Tremenda la poesía, que a mí en particular, me da mil interpretaciones. Pero gracias a tu audio he podido tener un momento de paz en mi día.
    Gracias

    • Y sólo una, de mil interpretaciones tiene…

      Con ese momento de paz en tu día…
      Si que me da
      Mil momentos de paz a mi vida.
      Muchísimas gracias Texas.
      De corazón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here