Aves de barro

0
401

 

Quedé dormido
en alfombra de arena,
boca arriba.

Podía ver,
a través de mis ojos cerrados,
y tocar…
con el borde de mis manos,
el agua templada que me abriga.

¿Todas las estrellas para mí?
Me dije.
Y dejé de ver,
y empecé a soñar.

Mordiste el borde de mi labio,
hasta hacerlo sangrar beso en crudo.
La luna sombreaba su mitad
y en un cristal,
vertí mi sangre,
y tu el instante, parado el tiempo…
sólo quise tragar,
el amor de tu silencio.

El viento,
haciendo de las perlas en tierra
dunas en miniatura,
con la forma de tu cuerpo.

Sábana caliente,
cuerpos unidos de horizonte.

Tu voz en mi oído…

Y nada más

 

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí