La partitura de la partida

0
554
partitura

Hay una orquesta delante
de una tumba aún vacía.
Puedo escuchar los acordes
con que danzan sus melodías
y saborear el brillo de la pluma
con que fueron dibujadas.

Horizonte blanco,
mar en calma,
tierra mojada,
el cordón de la respiración
amarrado al corazón,
soga de fuga templada,
dos metros de distancia,
oscuridad y luz.

El árbol que no se ve
es de ramas,
sin hojas.
Sus raíces me están tocando,
las noto con los pies
transparentes
como el agua
que rodea la piel en el estanque.

Manos que se buscan
despidiendo parte helada
de un segundo que fui.
Marcho sin tiempo,
sin nada,
desnudo como la vid,
desnudo como llegué
y arropado por la palabra.

Mi orquesta dibujada
llena de color su blanco y negro,
esperando fecha
con lo acertado de la flecha

que va directa y se clava al corazón.

Cuerdas que se mueven
por el roce del viento,
con sus vientres.

Último beso a través del cristal,
entre las velas
la luz inmensa en la noche
donde el sueño fue una vida,
vela consumida hasta el final.

 

losangelesnosmirandurmiendo.blogspot.com.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí