¿Cuál será el futuro tras la COVID-19?

0
67

Diferentes autores de todo el mundo se reúnen en este libro, COVID-19: impacto global, que intenta definir la encrucijada que definirá el futuro de la humanidad. Se trata de una obra que facilita la reflexión acerca de cómo está cambiando el mundo a consecuencia de un virus que ataca la salud y que ha conseguido cambiarnos a todos desde que los diferentes Estados comenzaran a decretar el estado de alarma.

Los autores del libro también presentan tendencias y plantean objetivos para la definición de las siguientes etapas de las relaciones internacionales. Resaltan dos amenazas para países concretos, una de ellas es el populismo que adopta la estrategia de dividir para gobernar con base en el miedo y el odio, y otra amenaza es el fortalecimiento de la delincuencia organizada y su búsqueda de legitimidad  por medio del control  territorial.

Los autores que han participado en este libro son: Eduardo del Buey, Alonso Ronald Ortiz García, César Castro, Raúl Flores Rodríguez, Fernando Sandoval Flores, Juan Manuel Torres Molina, Ramiro Leonel Arcila Flores y Arturo Paul Jr. Rodríguez Pretto.

Nosotros hemos conversado con este último, licenciado en Derecho, economía y gestión y maestro en derecho público para la Universidad Paris V René Descartes y en la Universidad Autónoma de México, para conocer más detalles de esta obra y de cómo será esa encrucijada futura. Rodríguez reconoce que la idea de realizar una obra entre autores tan diferentes surge en marzo, cuando un grupo de docentes e investigadores llegan a la conclusión de que «era necesario analizar desde una perspectiva multidisciplinaria las implicaciones y desafíos que ha presentado de la Pandemia COVID-19 en el contexto global». Tras esa reflexión será Juan Manuel Torres, como coordinador del proyecto, quien les convoque a todos para ponerse manos a la obra. Rodríguez es el autor de uno de los ocho ensayo publicados: Efectos y oportunidades de una crisis económica y financiera inédita.

Nuestro interlocutor apunta que la situación y perspectivas para el mundo y México frente al COVID-19 en un contexto de globalización, centran varios ensayos en este libro. La perspectiva multidisciplinar de las relaciones internacionales muestra nuevamente su utilidad. «Los autores identifican opciones para enriquecer nuestra cultura política y mejorar la gestión pública; también nos invitan a adoptar agendas internacionales activas que fortalezcan las directrices y lineamientos que se emiten por parte de los organismos multilaterales que beneficien a la población», explica.

Y, señala que la lectura de este libro «despierta el deseo que México adopte una política exterior proactiva y abierta, que busque promover acciones colectivas en favor de la humanidad y del planeta. No podemos perder el deseo de que un país grande, socialmente complejo y megadiverso como México, se posicione como un actor importante en la definición de una nueva agenda global».

 

Cambios globales y cómo nos afectarán

El libro ofrece una detallada lista de las tendencias globales que imperarán a nivel mundial tras la pandemia, y plantean los objetivos que marcarán las relaciones internacionales. Rodríguez considera que en alguno países resaltan dos amenazas: «una de ellas es el populismo que adopta la estrategia de dividir para gobernar con base en el miedo y el odio, y rechaza tanto a la ciencia y la opinión experta como el diálogo, y acaba por adoptar políticas públicas poco eficaces». Y la otra es el fortalecimiento de la delincuencia organizada y su búsqueda de legitimidad por medio del control territorial y la sustitución de algunas funciones del estado. «Ambas se refuerzan en la pandemia actual», señala.

El libro, nos explica, también reconoce fuertes incentivos para revisar estrategias y buscar nuevos consensos para reconstruir las políticas globales. Varios de los autores llaman a recuperar el multilateralismo como medio para generar progresivamente espacios de cooperación en temas de salud, energía, economía, finanzas, derechos humanos y otros ámbitos. Esto implica, redefinir y posiblemente ampliar el rol de los estados nación en la regulación, la provisión de servicios y la gestión de sectores estratégicos. Según Rodríguez, también podría implicar la “deslocalización de las empresas transnacionales y multinacionales” a favor de nuevos modelos de producción, financiamiento y consumo descentralizado. El resultado podría ser el surgimiento de economías autárquicas o, por lo menos, menos dependientes de sistemas globales.

A consecuencia de la crisis energética producida, que ha puesto de relieve «la fragilidad de los grandes productores de petróleo y ha desestabilizado sus cadenas productivas», se presentan algunas oportunidades que pueden fortalecer los acuerdos multilaterales  «como el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París». Es un ejemplo, como apunta el autor, para la posible transformación de sectores estratégicos.

Posturas individuales en el contexto global

En este libro se refieren cuáles serán los efectos de la pandemia en diferentes ámbitos como en la economía, la política, el marco social, jurídico, etc. «Este libro nos recuerda que estamos en una encrucijada que va a definir el futuro de la humanidad», afirma, apuntando que a nivel individual, cada uno de nosotros «debe buscar una comprensión informada sobre los retos ambientales y otros problemas globales, para actuar de manera responsable en todas nuestras decisiones, públicas o privadas, grandes o pequeñas».

La mayor aportación de los ocho ensayos que componen esta obra consiste «en promover el análisis, la discusión y el diálogo sobre temas de importancia local y global, promover una cultura de responsabilidad compartida y facilitar que las instituciones y organizaciones tomen mejores decisiones de manera sistemática. Este libro, contribuye a avanzar en estos objetivos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here