¿Te atreves a sanar tu historia familiar?

0
29

Algunos expertos aseguran que existe una línea invisible al ojo humano que enlaza a las generaciones, transmitiendo luces y sombras de las que no solemos ser conscientes. Así se escriben las historias familiares, aunque a veces es preciso sanarlas; ¿Has empezado a sentir rechazo? ¿Crees que proyectas el abandono, a pesar de que hayas vivido una infancia y adolescencia aparentemente felices? Te propongo averiguar de dónde parten esas sombras familiares y cómo sanar tu línea intergeneracional.

Mi amiga Débora me contaba hace unos días que, tras varios años de difícil relación con su hija mayor, ya independizada, ha vuelto a conectar con ella. Sara ha reconocido que su madre había sido siempre muy fuerte y que ahora comprendía muchas cosas que antes ni siquiera sabía que existían.

Débora no pudo evitar emocionarse al referirlo, tan agradecida como estaba a que su hija Sara hubiera cambiado. Me alegré mucho por ambas, especialmente por Débora, afligida por la ruptura en un principio. Tras felicitarla, le hice una pregunta: ¿Qué has cambiado tú en la forma de relacionarte con Sara?

Y es que mi amiga, que es ante todo una gran persona, había obrado la magia, cortando la línea de sombras procedente de generaciones anteriores. El rechazo y el abandono que, sin querer, había transmitido a la generación siguiente, habría continuado de madres a hijas, a modo de bucle sin fin. ¿Qué fue lo que hizo? Desde el Coaching, te invito a averiguarlo.

Curar el rechazo y el abandono

Recientemente, durante la celebración virtual del II Congreso Tiempo para Volar, que organiza la coach Vero Fernández, uno de los ponentes refirió un caso relacionado con la línea intergeneracional.

Ismael Sánchez, consultor y formador de Tarot, refirió la historia de Lola, una mujer joven que se había dado cuenta de que sus relaciones de pareja habían sido, desde siempre, con hombres que ya estaban casados. En alguno de los casos ella se enteró a posteriori, cuando ya le resultaba prácticamente imposible romper con él.

Lola estaba muy preocupada por esa afinidad, que no podía explicar. Tras un proceso de Coaching mediante Tarot, Ismael la invitó a que indagara acerca de las relaciones familiares, especialmente la de sus padres. Lola supo que años atrás su padre había tenido una relación extraconyugal con otra mujer, por supuesto sin conocimiento de su madre. Al nacer ella, su padre insistió en ponerle el nombre de Lola, el mismo que el de su amante.

Ismael Sánchez interpreta que tal acción supuso la transmisión de la deslealtad e infidelidad a ella, quien de forma inconsciente se relacionaba con hombres que ya tenían pareja. Una vez que Lola fue consciente de ello, también fue capaz de sanar su historia familiar.

“Todas las mujeres que se curan ayudan a sanar a las que las precedieron y a las que vendrán después”, dice una de las frases atribuidas a Northup; “Cualquier cambio en una misma supone una oportunidad de crecimiento para los demás

La terapeuta estadounidense Rebecca Linder, en su libro Como sanar tu historia familiar propone un proceso integrado por cinco pasos:

  1. Identificación. Conocer aquellas creencias familiares que puedan influir en los comportamientos que deseas evitar. Se trata de saber qué es lo que hay que cambiar. En este punto, desde el Coaching te propongo que identifiques cuál es el dolor que sientes: ¿Se trata del rechazo? ¿O es el abandono?
  2. Superación. Linder nos propone superar los juicios acerca de nosotros mismos y de los demás. Aquí te invito a ser consciente de dónde se encuadra ese dolor que experimentas ¿lo achacas a tu madre? ¿Es a tu padre? Desde el Coaching te invito a utilizar la herramienta del director de escena: sal del encuadre imaginario en el que estás preguntando a alguno de tus progenitores para qué te han transmitido ese dolor, dónde surgió. Evita, como dice la terapeuta mencionada, juzgarlos. A ti tampoco te juzgues, ni siquiera si te percatas de que estás transmitiendo a tus hijos ese mismo dolor. Sé consciente de que estás sanando tu historia familiar. Te invito a que te des permiso para sentir.
  3. Salir del bucle. Rebecca Linder invita a no quedarnos atrapados en esa espiral de dolor durante el proceso de superación.
  4. Redescubrir. Tu belleza interior, transformando debilidades en fortalezas. Para ello, Linder propone romper las codependencias, para así liberarnos. La evitación del juicio nos incita a perdonar a los demás.
  5. Conexión. Para terminar el proceso, es conveniente establecer la conexión espiritual. “Aunque no entendamos lo que está pasando, hemos de aceptarlo, sin pelear con la realidad”, dice Ismael Sánchez, experto en Tarot, quien nos propone una visualización diaria durante 21 días.

Un ratito de paraíso

El consultor y formador de Tarot Ismael Sánchez nos propone una terapia para sanar esa carga inconsciente familiar mediante una de las herramientas más versátiles del Coaching, la visualización.

  • Llamada a la Madre. Se trata de apelar al espíritu de nuestra madre, a quien imaginamos en forma de silueta y le decimos: “Mamá, honro el precio físico entero que te costó ser portadora de mi vida; ahora tomo mi tiempo y, en tu honor, lo vivo con gratitud” De esta manera, me hago responsable de ese tiempo que me ha sido otorgado.
  • Llamada al Padre. Apelamos de nuevo, esta vez al espíritu de nuestro padre, cuya silueta visualizamos. Le decimos: “Papá, honro el precio energético entero que te costó ser portador de mi vida; ahora tomo mi tiempo y, en tu honor, lo administro con firmeza”
  • Visualización de ambos. Seguidamente, imaginamos a nuestra madre a nuestra izquierda y a nuestro padre situado a nuestra derecha. Ambos están detrás. Honramos a la primera en cuanto al precio físico y al segundo en cuanto al precio energético de ser portadores de nuestra vida.
  • La retirada. Decimos a ambos las siguientes palabras: «Gracias, Por favor y Sí». Imaginamos ahora cómo se retiran ambos, al marcharse. Delante, vemos ahora el mundo. Cerramos la visualización.

“Busca tu paraíso cada día, aquello que te conecte”, nos propone Ismael Sánchez; “muchas personas están cansadas, por lo que necesitamos experimentar ese paraíso, un ratito al menos”

¡Feliz Sanación Familiar! ¡Feliz Coaching!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here