Atrévete a diseñar tu rincón de pensar

0
40

A veces, sentimos la necesidad de reflexionar a propósito de lo que nos pasa, o de lo que no nos pasa. Tenemos la inquietud de darnos cuenta de algo, en definitiva, nos planteamos el reto de ser conscientes de dónde estamos y hacia dónde ir. Para eso podemos diseñar nuestro rincón de pensar que es, antes que nada, el de sentir. ¿Sabes cómo crear tu propio rincón? ¿Conoces sus beneficios? Te propongo que me acompañes a descubrirlo.

Hace años, el desarrollo de la pedagogía y la utilización de nuevas herramientas educativas adaptadas a las etapas de desarrollo infantil popularizó la frase “vete al rincón de pensar”.

Era la respuesta con la que el adulto expresaba, desde el cariño y con firmeza, su desacuerdo con la acción de su pequeño, muchas veces planteada como un desafío a la autoridad del progenitor. Al enviarlos al rincón de pensar animaban a su prole a darse cuenta de que toda acción tiene su consecuencia.

Era una propuesta de reflexión sobre los valores, una invitación a la autoobservación; en suma, a la toma de consciencia.

Ahora, en este momento, desde el Coaching me permito la licencia de invitarte al rincón de pensar, ¿me acompañas?

 

Irse al rincón

Puede que te preguntes para qué el rincón de pensar. Te propongo que, Diario Coaching en mano, sigas con tus propias reflexiones el decálogo de siete puntos que sigue:

  • Localización. Este corner es el lugar en el que te permites pensar en qué punto te encuentras y hacia dónde quieres y puedes ir.
  • Observación. En tu rincón observas qué acontecimientos te han ocurrido a lo largo de la jornada. Te propongo que te acerques a ellos evitando los juicios.
  • Epifanía. Es el lugar en el que puedes darte cuenta de
  • Escucha. Sitio en el que escuchar a tu cuerpo, para que te indique por dónde te conviene seguir.
  • Revisión. En tus momentos de retiro al rincón, te propongo que explores en tu interior, revisando cuáles son tus valores y en qué nivel se encuentran en ese momento.
  • Consciencia. En este rincón del sentir puedes ser consciente del principio “Yo valgo, yo merezco, yo puedo”.
  • Contigo. Es el lugar en el que, simplemente, estás contigo, permitiéndote fluir.

 

Un lugar muy especial

La semana pasada me sorprendió una serie televisiva de estilo reality show, o demostración de la realidad, titulado House Doctor o médico de la casa. En dicho programa, una experta en gestión de espacios asesora a aquellos clientes a quienes les cuesta encontrar un comprador para su vivienda.

Esta profesional hace un planteamiento para mejorar el aspecto del hogar en cuestión. Su objetivo se centra en lograr que el potencial comprador tenga una percepción positiva del espacio al que deseará mudarse cuanto antes.

La mencionada coach de los espacios juega con una baza fundamental, como son las emociones. Reconoce que, en un elevado porcentaje, la decisión de compra se basa en aspectos emocionales, de conexión anímica con el espacio.

Si lo extrapolamos a ese lugar de reflexión que deseas crear, tu rincón de sentir, de consciencia o de pensar ha de arroparte, acompañarte en tales momentos. Así que te invito a que, sea como sea tu casa, más grande o más pequeña, recrees tu propio rincón de sentires, de pensar. ¿Qué aspectos podemos tener en cuenta para crear nuestro espacio? Te propongo los siguientes:

  1. Elige un lugar de la casa que sea cálido y acogedor. Si lo piensas, suele haber un sitio al que inconscientemente te retiras cuando sientes estrés o deseas obtener calma. Te invito a empezar por ahí.
  2. Te propongo que apliques algunas de las técnicas de armonía de espacios. Orden, limpieza y seguridad. Recuerda que un rincón saturado de objetos decorativos o de múltiples filas de libros puede dar efecto de desorden, además de complicar su limpieza.

Por otra parte, colocar una vela encendida puede ser peligroso, sobre todo si convives con niños y/o con mascotas.

  1. Puedes ubicar una butaca, sillón y hasta cojines mullidos en el suelo, formando un espacio en donde te encontrarás cómoda y relajada.
  2. Añade algún elemento que te ayude a conectar contigo, como un cuadro, una fotografía e incluso un muñeco que te haga sentirte en tu hogar.
  3. Prepara un sitio en el que colocar tu Diario Coaching (cuaderno o block igualmente) y un bolígrafo, pluma o rotulador que sea de tu gusto. Así estarás preparado para anotar tus reflexiones y observaciones.
  4. Te propongo que, aunque te guste compartir tu rincón, expliques a la persona o personas con quienes convives que, cuando estás en tu rincón, deben respetar tu retiro momentáneo.
  5. Te invito a seguir una rutina saludable en cuanto a la frecuencia de tus citas en el rincón de sentires. Puedes establecer un ritmo de una vez por semana, o cada cierto número de días. En cualquier caso, es algo que eliges tú, por lo que te propongo que, en tu primer retiro, establezcas tu calendario de reuniones contigo misma.

Por cierto, un tip o sugerencia a término: prepararte tu bebida de infusión favorita, como té verde, rooibos o hinojo, puede servirte de acompañamiento grato. Y si tu rincón goza de la independencia necesaria, algo de música de fondo, por ejemplo, en una frecuencia de 432 hercios o ciclos por segundo, te hará sentir como si te arrullaran en brazos.

¡Feliz Rincón de Pensar! ¡Feliz Coaching!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here