Aprende cómo eliminar tus bloqueos emocionales

0
24

En ocasiones, diversas creencias o aspectos alojados en nuestro inconsciente bloquean nuestra personalidad, impidiéndonos una comunicación fluida con los demás, e incluso con nosotros mismos. ¿Sabes como desbloquear esos pensamientos? ¿Eres capaz de traerlos a tu consciencia y resolverlos? Desde el Coaching te propongo desbloquearte

Nuestra mente tiene parte consciente e inconsciente; esta última puede crear tanto bienestar como malestar, ya que a veces traslada de forma mecánica aspectos determinados a una situación concreta, incrementando nuestro sufrimiento. Constituye lo que se conoce como comportamiento disfuncional del que, según los expertos, conviene tomar consciencia.

Expertas como Irina de la Flor lo ilustra con el ejemplo de la fobia a los ratones en una persona que la ha visto previamente en su madre. “La relación con otras personas, con el dinero, el placer, con los amigos o la familia están teñidos de patrones inconscientes que pueden hacernos felices o también lo contrario”, dice esta experta en Coaching de la Consciencia.

Dice Irina de la Flor que es el inconsciente el que crea la realidad, que al llevarla al consciente se transforma, identificando nuestro bloqueo. Para ello “hemos de trabajar los siete centros de energía, coincidentes con los chakras, a partir de conductas funcionales, “desde verdades, en lugar de hacerlo desde las creencias limitantes”, dice la coach, que asegura que “se puede amar, decir la verdad, tener la capacidad de la intuición y hasta conectarse con el todo, con la fuente; pero para ello es preciso utilizar la consciencia, sacar del inconsciente lo que queda en el cajón de sastre llevándolo al consciente y revisándolo, identificando los bloqueos existentes”.

Siete patrones

Esa información que nos llega desde el inconsciente en el momento menos oportuno no está basada en la verdad, sino que forma parte de la realidad allí generada a modo de creencia limitante. Tal energía se identifica con siete patrones, coincidentes con la actividad de otros tantos chakras o círculos energéticos:

  1. Chakra raíz. Está relacionado con las necesidades básicas que tenemos como personas, como el amor, la seguridad o la subsistencia. Está situado en la base de la columna vertebral, en el hueso sacro. Representa la vida, punto vital desde el que surge quienes somos. Se corresponde con el arquetipo de la madre, lo que significa que todos deberíamos sabernos cuidar tanto física como emocionalmente. También guarda relación con el patrón de la víctima, es decir, el mantra “no me cuido porque no valgo”.
  2. Chakra sexual. Situado dos dedos por debajo del ombligo. Representa la energía de la abundancia y guarda relación con el merecimiento. La conducta disfuncional es la del mártir, quien se ocupa de las responsabilidades de los demás, con la creencia de que hay que sacrificarse por los todos. “Prestar ayuda sí, pero sin anteponer a los demás a nosotros mismos”, dice Irina de la Flor.
  3. Chakra del plexo solar. Está situado dos dedos por encima del ombligo y es donde reside nuestra identidad, lo que buscamos de la vida, nuestras intenciones y lo que pretendemos hacer con ellas. Es el área de poder personal, por lo que la conducta disfuncional se expresa mediante el “no puedo” aplicado a cualquiera de las líneas de desarrollo. El arquetipo es la figura del sirviente.
  4. Chakra del corazón. Ubicado en el centro del pecho, representa el fluir del amor; está relacionado con la empatía, con la capacidad de perdonar y con la gratitud. El arquetipo relacionado es el del actor, quien pretende que ama, pero no lo hace.
  5. Chakra laríngeo. Ubicado en el centro de la garganta, está vinculado a la comunicación y la expresión. El arquetipo disfuncional es el niño silente, que guarda silencio porque tiene miedo, lo cual genera rabia y hasta rencor, pues no confronta emociones. Conecta también con el poder.
  6. Chakra del tercer ojo. Ubicado en el entrecejo, representa la imaginación, la intuición y la percepción. Está representado en el arquetipo del intelectual, que piensa que todo lo puede solucionar con la inteligencia cognitiva. Dice Irina de la Flor que este círculo energético “ha de estar en combinación con la intuición, que nos da parámetros que no aporta el patrón exclusivamente mental, ya que por ejemplo la empatía no puede generarse desde lo intelectual”.
  7. Chakra corona. Situado en la coronilla, está relacionado con la sabiduría y la iluminación; se le considera el chakra maestro. Es la vía para comunicarnos con lo divino, con algo que trasciende la experiencia humana, con el universo. Bloqueado ese centro implica al egotista, egocéntrico, que sólo piensa en sí, sin conectarse con los demás.

Eliminar los bloqueos

“Hay que desbloquear desde la base e ir conquistando todas las áreas”, dice Irina de la Flor, a propósito del método que propone para anular los bloqueos; “Lo suyo es hacerlo desde abajo arriba, empezando por ejemplo por el cuidado de nuestra alimentación, de nuestro cuerpo, de la salud, así como también de los amigos, pareja y demás seres cercanos”.

La mecánica es la siguiente:

  • Identificar posibles bloqueos. Se aplican los procesos conscientes de nuestra vida: “te haces consciente no sólo de lo que sientes, sino también de por qué sientes lo que sientes; es decir, de para qué tu cabeza te dice lo que te dice”, explica Irina de la Flor; “por ejemplo, la culpa, que tiene que ver con el arquetipo del mártir, que nos hace responsables de absolutamente todo, haciéndonos sufrir y abandonando el autocuidado”. Se trata de revisar esos siete comportamientos inconscientes que nos llevan al sufrimiento en las líneas de desarrollo de nuestra vida.
  • Trabajar los arquetipos funcionales. Hay que ir al arquetipo que nos hace bien. Al meter consciencia a lo que inconscientemente se cree, este pensamiento se diluye. Es el consciente quien puede transformar ese patrón inconsciente, quien lo hace funcional. “¿Estoy agobiada con el dinero y no disfruto de una cerveza? Pues he de parar, cambiando lo disfuncional a funcional. Para ello esta experta en Coaching de la Consciencia propone “imitar a la madre, a la emperatriz, al guerrero, al que ama sin límites, a quien comunica la verdad, al que intuye y a quien sabe que todos somos uno, para sanar a partir de los arquetipos que suman valor, merecimiento y poder”.
  • Localizar dónde están las creencias, dónde está nuestro valor, merecimiento y poder. “Yo valgo, yo merezco, yo puedo”
  • Decir tu verdad. Tras identificar cuál es el bloqueo y dónde está situado, me detengo y lo convierto en funcional. “Hay que seguir una línea de investigación, basada en que si no estoy feliz al 100% durante el día es que existe algún bloqueo”.

“Es nuestra responsabilidad, que es preciso asumir, evitando que aflore la figura de la víctima”, dice la coach Irina de la Flor; “Si tu familia no cambia, te maltrata, no te respeta y no puedes decirles tu verdad, tendrás que apartarte, respetarlos y amarlos hasta que evolucionen; En caso de que esto último no se produzca, será que no tendrás que estar con ellos”.

En este punto y desde el Coaching te propongo el sistema ideado por la coach Talane Miedaner en su libro Coaching para el éxito, relativo a que si en tu familia de origen no encuentras el apoyo y el amor incondicional que mereces, la aceptes tal y como es, aunque puedes sustituirla por una de creación propia “hay muchas personas en el mundo dispuestas a darte su amor, de modo que si te ocupas de buscarlas, las encontrarás”.

¡Feliz Desbloqueo! ¡Feliz Coaching!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here