Los mejores cuidados para mejorar las varices

0
56

Las varices esas venas que se han deformado, se han dilatado provocando problemas circulatorios. La genética, el sobrepeso, los embarazos son factores que pueden causar la aparición de las tan temidas varices; es  importante que llevemos una dieta variada, sana y equilibrada para evitar engordar y con ello perjudicar nuestro sistema circulatorio de retorno.

En la dieta debemos evitar o reducir el consumo de sal, de encurtidos, patatas fritas, conservas, bollería industrial, patés y embutidos… y aumentar el consumo de verduras ya que evitan la retención de líquidos e incluir una serie de alimentos que ayudarán a mejorar nuestra circulación sanguínea: el arándano nos ayuda a incrementar la elasticidad de las venas, la cebolla protege y fortalece el sistema venoso, las semillas de sésamo gracias a su alto contenido en L-arginina nos ayuda a mejorar el flujo sanguíneo; la sandía protege las paredes venosas por su alto contenido en licopeno, el pescado azul y las carnes blancas de pollo o de pavo deben estar incluidas en nuestra dieta. Las infusiones de castaño de indias, rusco, vid roja, hamamelis… nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea, a rebajar la pesadez de las piernas.

Sin olvidarnos de incluir entre los buenos hábitos diarios el deporte: la natación es nuestra mejor aliada, mejor nadar en agua fresca y si vivimos cerca del mar es ideal caminar a la orilla con los pies en el agua, relaja, mejora la circulación sanguínea y fortalece los músculos de las piernas. Otro ejercicio que nos ayuda a mejorar nuestra circulación en los miembros inferiores es hacer rotación de tobillos cuando estamos sentados y caminar de puntillas varias veces al día; también se aconseja mantener las piernas en alto al menos 15 minutos al día para contrarrestar la presión que reciben las piernas.

Nuestro médico, tras realizarnos un eco-doppler para valorar la circulación sanguínea, es probable que nos paute un tratamiento farmacológico para mejorar nuestra calidad de vida: evitando que el problema  aumente y que a la vez alivie los síntomas.  Siempre debemos seguir sus indicaciones y ante cualquier cambio acudir a la consulta de cirugía vascular, nunca automedicarnos.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here