Urge un Plan Nacional de Ceguera

0
40

Varias entidades y sociedades científicas se han unido para reclamar un Plan Nacional de Ceguera. Las cifras son claras: 2.200 millones de personas en el mundo sufren algún tipo de condicionamiento visual que deriva en discapacidad e, incluso, ceguera. En España, existen cerca de un millón de personas con discapacidad visual, según el INE, lo que supone un problema sanitario, asistencial y social de primer orden.

Con el objetivo de poner en común las principales implicaciones, necesidades descubiertas, retos y oportunidades existentes para mejorar la situación de la ceguera en España, Novartis ha reunido a sociedades médicas, oftalmólogos y asociaciones de pacientes en el
encuentro digital Evitar la ceguera: responsabilidad de todos. La discapacidad visual supone una de las condiciones más invalidantes. En palabras de Rafael de Lorenzo, secretario general de la ONCE, “la pérdida de visión tiene un efecto devastador en todas las facetas de la vida de las personas. Desde la ONCE trabajamos para acoger a todos aquellos que han alcanzado un grado grave de deficiencia visual o incluso la ceguera y ayudarles en la recuperación de su autonomía para que puedan desarrollar una vida normal, plena e independiente. Pero para mejorar
realmente la situación de la ceguera en España es necesario poner en marcha una estrategia institucionalizada para actuar antes de que se haya producido esta pérdida de visión, es decir: prevenir la ceguera.”

Los expertos han destacado que, a pesar de que estamos ante un problema de magnitud mundial, son escasas las iniciativas organizadas para dar una respuesta eficaz a la pérdida de visión, sobre todo para prevenir la ceguera. Así, todos ellos han coincidido en la necesidad de poner en marcha un Plan Nacional de Ceguera que, tal y como recomienda la OMS, impulse estrategias para fomentar la
prevención, evitar la progresión de las patologías desencadenantes de la pérdida de visión y hacer frente
al impacto de la discapacidad visual en los pacientes y en su entorno.

Marta Moreno, directora corporativa de Relaciones Institucionales de Novartis ha señalado que “en Novartis tenemos la misión de reimaginar la medicina para abordar algunos de los grandes retos sanitarios que todavía no tienen solución, como es la erradicación de la ceguera evitable. Y estamos convencidos de que la colaboración, el diálogo, la flexibilidad y la suma de esfuerzos de todos los
actores implicados en la salud de las personas -instituciones, sociedades científicas, profesionales
sanitarios, organizaciones y asociaciones de pacientes e industria -son las claves para alcanzar una estrategia común que nos ayude a reducir el impacto de la pérdida de visión en nuestro país y proporcionar a los pacientes una atención humanizada que dé respuesta a sus necesidades como paciente, pero también como persona”.

El abogado y doctor en Ciencias de la Salud, Julio Sánchez Fierro, reconoce las medidas clave que debe recoger el Plan Nacional de Ceguera: “es necesario contemplar tanto los aspectos sanitarios y asistenciales, como los sociales, familiares y emocionales”. A este respecto Sánchez Fierro ha destacado medidas como “la concienciación social, el diagnóstico precoz, el tratamiento temprano, la formación de los profesionales sanitarios el impulso de la
investigación y la introducción y acceso de nuevos tratamientos”. También ha subrayado la necesidad de
contemplar aspectos como “la reducción de listas de espera, la optimización de la gestión de consultas y visitas al especialista, la creación de programas de seguimiento y adherencia eficaces, programas de apoyo psicológico y rehabilitación visual, y la instauración de Unidades de Baja Visión en los Servicios de Oftalmología”.

En cuanto al plano psicosocial, los expertos han recordado que la estrategia debe abordar medidas como la revisión de ayudas públicas y la Ley de Dependencia, o la creación de guías de ayuda y herramientas de información, orientación y apoyo para pacientes, familiares y cuidadores.

Discapacidad visual y edad

Al estar frecuentemente asociada a patologías oculares relacionadas con la edad, a la discapacidad visual se suelen sumar otras afecciones graves, tales como depresión, ansiedad, Enfermedad de Alzheimer, y otro tipo de complicaciones como caídas y fracturas. Además, esta condición da lugar a otros problemas como el aislamiento social, el empobrecimiento y la pérdida de autonomía personal, lo que implica una necesidad más temprana de cuidados y servicios asistenciales. Todo ello representa un
importante coste tanto para las familias como para los sistemas sanitarios.

La OMS declara que, al menos, el 50% de los casos de ceguera son evitables. Las principales causas a nivel global de la discapacidad visual son patologías oculares asociadas a la edad, como la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), la retinopatía diabética, la alta miopía y el glaucoma. Otras causas son de tipo genético o derivadas de accidentes, entre ellos los laborales por falta de prevención. Concretamente, la DMAE, supone la principal causa de ceguera en personas mayores de 50 años y se estima que afecta a 800.000 personas en España.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here