Tipos de hilos dentales y cuál elegir

0
35

Una rutina de higiene bucal que no incluya seda o hilo dental, es una rutina incompleta. Pues, el hilo dental llega a espacios que son imposibles de acceder sólo con el cepillo de dientes. En consecuencia, se aumenta las posibilidades de afecciones tales como gingivitis y la desagradable halitosis. 

En este sentido, los especialistas aconsejan llevar a cabo la limpieza bucal con seda al menos una vez al día.  No obstante, señalan igualmente que de poco sirve dedicar tiempo a esta tarea, si se escoge una seda de mala calidad o inadecuado. Se debe entonces prestar atención a las características de cada tipo de hilo dental, a fin de escoger el más conveniente.

 

Tipos de sedas dentales

No cabe duda de que cada miembro de la familia puede tener diferentes necesidades de higiene dental, especialmente cuando se trata de la seda a usar. Pues, no es lo mismo, asear los dientes de un niño que de un adolescente con ortodoncia o un adulto con encías sensibles. 

En consecuencia, cada boca merece un cuidado especial, y escoger el hilo adecuado es la mejor manera de conseguirlo. Por ello, a continuación se explican los diferentes tipos de hilos y sus características:

1.- Hilo dental sin cera

Esta es la versión clásica de este producto de higiene dental, está fabricado en delgado hilo nylon. Este se compone a su vez de un entramado de apróximadamente 35 filamentos. 

Se trata, así de una alternativa efectiva, incluso si se tiene los dientes muy juntos. No obstantes, puede terminar por deshilacharse o romperse, haciendo que la limpieza bucal sea más engorrosa de lo necesario. 

2.- Hilo dental con cera

Optar por un hilo encerado o no, tiene implicaciones más significativas que las meras preferencias de cada individuo. Pues, si bien en ambos casos el nivel de eficiencia del hilo es el mismo, la cera permite una limpieza más cómoda y profunda

Esto se debe a que se deslizan mejor, facilitando su uso cuando la separación entre los dientes es poca. Asimismo, la cera hace que el hilo de nylon sea más resistente, evitando que la seda se rompa o deshaga durante la limpieza. 

3.- Cinta dental

La cinta dental está especialmente indicada para las personas con diastema, es decir espacios interdentales grandes. La cinta ofrece una superficie más ancha que el hilo dental, y se compone de fibras planas y delgadas. En consecuencia, resulta más cómoda y eficaz que el hilo convencional. 

Además, al igual que la seda puede encontrarse encerada o no, así como con otros complementos. Tales como menta para dar sabor o flúor para aportar protección al esmalte. 

4.- Hilo dental PTFE

Las siglas PTFE hacen referencia a politetrafluoroetileno, material que ofrece una resistencia superior. Además, dadas las cualidades del PTFE, el hilo dental se compone de tan sólo un filamento. 

De esta manera, se consigue realizar la limpieza completa sin que la seda se rompa o deshaga. Por otra parte, se mantiene permanentemente encerado, lo que suponen mayor deslizamiento y una limpieza más cómoda. 

5.- Superfloss

Se trata de una de las primeras alternativas dispuestas en el mercado para personas con implantes, prótesis y aparatos de ortodoncia. Dispone, así de tres partes, una fija que facilita la limpieza entre las piezas dispuestas sobre o entre los dientes, como las ya mencionadas. 

Seguidamente se encuentra una parte esponjosa, diseñada para eliminar la placa, y por último una sección similar a un hilo de seda convencional. Este último, está dirigido al aseo de las demás partes de la boca. 

Hilo dental de Agua

El hilo dental ofrece grandes beneficios a la salud de la boca, sin embargo, usar un irrigador bucal, lleva tales beneficios a un nuevo nivel. Pues, este tipo de aparato emplea sólo un chorro de agua a presión para retirar la placa y los restos de comida. 

De esta forma, consigue un aseo igual de efectivo pero con una aplicación mucho más fácil y práctico. Además, su uso está recomendado para personas con encías sangrantes y sensibles. En este sentido, pese a su potencia limpiadora, los irrigadores ofrecen suavidad y comodidad durante el proceso de limpieza.

Es importante, tener presente que los irrigadores dentales no sustituyen el cepillo de dientes. Son un complemento que hace de la rutina de higiene bucodental un proceso completo y eficaz. 

 

Hilo dental eléctrico

El hilo dental eléctrico supone una alternativa estupenda para quienes prefieren no lidiar con el hilo dental regular. Esto bien sea por que se les hace complicado su uso, o porque les están contraindicados debido a alguna condición de la boca.

Así, estos artefactos disponen de cabezales de limpieza con puntas descartables de nylon y un mango ergonómico. Estos elementos, permiten acceder fácilmente a cada diente, limpiando su superficie y el espacio entre estos. 

En consecuencia, consiguen resultados efectivos en pro de la higiene dental. Además, su uso estimula las encías,contribuyendo a reducir su inflamación, sangrado y retraimiento. 

 

Conclusiones

No hay lugar a dudas, cuando de higiene dental se trata el uso de sedas e irrigadores es indispensable. Depende así, de cada usuario la elección del producto de higiene indicado según las necesidades bucales y su ritmo de vida. Pues, los beneficios de usarlo son evidentes, y quedarán demostrados en sólo unos pocos días, ya sea que se opte por hilo o por irrigador.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here