Sexo y descanso están íntimamente unidos

1
711
sexo y descanso

El sexo y el descanso parecen estar íntimamente unidos. Es decir, practicar sexo ayuda a descansar, y a la inversa, un buen descanso facilita un sexo de calidad. Así se desprende de los datos ofrecidos por Emma, cuyos expertos se hacen eco de un estudio publicado por la Universidad de Ottawa que concluye que practicar sexo antes de ir a la cama reduce el estrés debido a la liberación de una hormona concreta, la oxitocina. Además de aumentar la sensación de conexión emocional y mental, esta hormona también funciona como un regulador del estrés que hace que nos relajemos y nos proporcione una mejor calidad de sueño.

Asimismo, otro estudio que incluyó a más de 700 participantes demostró que un orgasmo antes de dormir puede ser beneficioso para un sueño tranquilo y reparador en la noche. La mayoría de las personas indicaron que sentían que la calidad del sueño era mejor cuando alcanzaban el clímax, tanto solos como en pareja. Al tener un orgasmo, el cuerpo también libera hormonas, especialmente oxitocina y prolactina, que nos proporcionan una sensación de placer. Tener un orgasmo también puede ayudarnos a reducir el nivel de cortisol, la hormona del estrés. La combinación de todos estos cambios hormonales crea una sensación de somnolencia, facilitando la conciliación del sueño.

descanso

7 razones de conexión entre sueño y sexo de calidad

El Equipo de expertos en descanso de Emma  presentan 7 razones por las que la cantidad recomendada de sueño por la noche, entre 7 y 9 horas, mejora nuestra actividad sexual:

 

  1. El sueño aumenta nuestra producción de testosterona, especialmente la de los hombres, lo que incrementa directamente nuestra libido. Es decir, cuantas más horas de sueño, mayor será la producción de testosterona.
  2. El sueño reduce los niveles de la hormona del estrés en nuestro cuerpo, lo que nos permite estar más centrados en él y no en la cabeza, un factor clave tanto para el deseo de interacción sexual como para nuestra capacidad de llegar al orgasmo.
  3. El sueño equilibra nuestro sistema nervioso autónomo, lo que a su vez aumenta la probabilidad de tener un orgasmo cuando mantenemos relaciones sexuales.
  4. El descanso aumenta nuestra confianza, y tiene un impacto en nuestro atractivo físico, que es un factor que influye para sentirse cómodos y tener libido.
  5. El sueño aumenta nuestra creatividad, permitiendo experimentar más y dejarse llevar en la intimidad.
  6. El descanso aumenta nuestros niveles de energía, lo que puede favorecer nuestra resistencia sexual.
  7. Dormir lo suficiente nos hace más felices y nos relaja, facilitando una conexión más profunda.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí