La detección precoz es el arma más eficaz para frenar el glaucoma

0
369

Como se trata de una enfermedad asintomática que, cuando presenta síntomas, ya está muy avanzada, la detección precoz es el arma más eficaz para frenar su progresión y poder hacerle frente. No hay que olvidar que el glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible y que, según datos de la Asociación Mundial de Glaucoma, en el año 2040, más de 110 millones de personas la sufrirán en el mundo.

Debido a esa falta de síntomas mencionados, los expertos recomienda que las personas, a partir de los 40 años (antes si tienen factores de riesgo), se sometan a una revisión anual para buscar el mejor diagnóstico temprano. Ese diagnóstica permite activar de modo precoz el tratamiento que cada uno necesita. La doctora Catalina Navarro, del Servicio de Oftalmología del Hospital Sanitas CIMA, reconoce que para realizar un correcto diagnóstico es necesario estudiar la forma y color del nervio óptico, el campo visual completo, el espesor corneal y, sobre todo, medir la presión intraocular. Navarro señala, además, que «en muchas de las variantes del glaucoma, la persona no nota ninguna pérdida visual, de modo que cuando acude al especialista, se ha perdido un tiempo muy valioso y un alto porcentaje de las fibras nerviosas de la retina han perdido su funcionalidad: el daño en el campo visual periférico es ya irreversible».

A pesar de que el 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma, lo cierto es que este día es el eje de una festividad mayor: la Semana Mundial del Glaucoma, que va del 11 al 17 de marzo. Días en los que los centros de salud proveen exámenes gratuitos para la detección temprana de algunas de las enfermedades que pueden degenerar el nervio óptico y así lograr frenar su avance por medio de tratamientos correctivos.

 

Más de un millón de españoles afectados 

Según el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, más de un millón de españoles padece glaucoma. Es decir, un 2,3 % de la población. Estos expertos reconocen que el 95 % de los casos de ceguera por glaucoma se puede evitar mediante la detección precoz. Y, pese a que es complicado establecer un estereotipo del paciente con glaucoma, lo cierto es que, reconocen, el riesgo aumenta a partir de los 60 años, con una incidencia del 2,1%. Cifra que asciende al 2,3 % en personas de 60 a 69 años, y que sigue creciendo hasta el 3,5 % en los mayores de 70 años.

 

Panel de biomarcadores

La Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO) del Instituto Oftalmológico Fernánde-Vega de Oviedo, ha conseguido desarrollar, durante más de nueve años, un panel de biomarcadores que ayuda a predecir el desarrollo del glaucoma en un 80 % de los casos estudiados. Hasta ahora este panel es está utilizando en pruebas de laboratorio y solo está centrado en pacientes con glaucoma primario de ángulo abierto. Pero en un futuro podría suponer la posibilidad de realizar un diagnóstico de glaucoma en base a una prueba in vitro como un análisis de sangre.

El investigador principal del Grupo de Genética Ocular de Glaucoma de FIO, Héctor González, asegura que estas investigaciones «están centradas en tres áreas clave: genética del glaucoma, mecanismos de neuroprotección y búsqueda de marcadores».

Más allá del diagnóstico y el campo de la genética, la Fundación también trabaja en nuevos métodos de tratamiento del glaucoma. Una de las líneas de investigación más novedosa es la presentada en la Tesis doctoral del oftalmólogo Andrés Fernández-Vega, basada en la creación de nuevos mecanismos de neuroprotección basados en el empleo de filtros y conversores espectrales en lentes intraoculares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí