La COVID-19 pone en jaque la salud mental de los trabajadores

0
67

La pandemia originada por la COVID-19 ha puesto en jaque la salud mental de los trabajadores de todo el mundo, también de los españoles. Así se constata en el último estudio de Oracle y Workplace Intelligence, realizado a partir de las respuestas de más de 12.000 empleados (gerentes, líderes de RRHH y directivos) en 11 países. Esta investigación ha constatado elevados niveles de estrés, ansiedad y agotamiento de los empleados en su puesto de trabajo a escala global, y que éstos prefieren la ayuda de los robots a la de sus semejantes.

Concretamente el 70 % de las personas ha tenido más estrés y ansiedad en el trabajo este año que cualquier otro. Este aumento del estrés y la ansiedad ha tenido un impacto negativo en la salud mental del 78 % de los empleados de todo el mundo, causando más estrés (38 %), falta de equilibrio entre el trabajo y la vida (35 %), agotamiento (25 %), depresión por no socializar (25 %) y soledad (14 %).

Los cambios sufridos en el modo de trabajar afectan sensiblemente a la salud mental de los trabajadores. Este estudio refiere que, además, esos cambios afectan a la vida familiar. Es así en el 85 % de los casos. Los encuestados han confirmado que sufren falta de sueño (40 %), mala salud física (35 %), menos felicidad en su hogar (33 %), deterioro de las relaciones familiares (30 %) y distanciamiento de sus amigos (28 %).

Además, también asegura que el teletrabajo ha incrementado de forma muy significativa las horas que dedican a su jornada laboral: el 35 % asegura que trabaja más de 40 horas al mes, y el 25 % confirma que el exceso de trabajo le produce agotamiento. A pesar de estas cifras, la mayoría (un 62 %) considera más atractivo el teletrabajo, porque le permite disponer de más tiempo para la familia, para dormir y para hacer el trabajo.

¿Reciben los trabajadores el apoyo necesario para solventar estos problemas? el 76 % reconoce que su empresa debería proteger más su salud mental, y el 51 % afirma que sus empresas sí han incorporado servicios de apoyo de salud mental en estas circunstancias. El 84 % de los trabajadores consultados ha afrontado desafíos mientras trabajaba de forma remota, como el no distinguir entre la vida personal y profesional, o tener que lidiar con el estrés y la ansiedad. Un 42% reconoce que ese estrés genera una disminución de su productividad o que se lleguen a tomar decisiones erróneas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here