Hay que prepararse para una realidad distinta

0
468

Se acerca el fin del confinamiento y los expertos afirman que hemos de prepararnos para una realidad distinta. Así lo ha afirmado la psicóloga Esther Camacho en el programa Palabras Mayores, espacio en el que además ha presentado  el documento Cuando la cuarentena termine, elaborado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, SEGG, en el que se aborda cómo afrontar la salida del confinamiento.

En este documento se incluyen consejos prácticos para ayudar a los mayores a afrontar la nueva situación, una situación nueva, distinta, ni peor ni mejor que otras, pero muy distinta a las anteriores.

Según Camacho, lo primero que tenemos que plantearnos cuando llegue el final de la cuarentena es que debe ser una salida progresiva, con muchas medidas de precaución porque, entre otras cosas, hay muchas personas que no han salido ni una vez. La estimulación de cuerpo y mente no ha sido la misma durante este tiempo, por eso hay que hacerlo poco a poco y de forma progresiva.

Juani Loro ha planteado a esta psicóloga qué no tenemos que olvidar psicológicamente antes de salir a la calle. Para las Personas Mayores solas o acompañadas es importante recordar que ha sido un cambio muy grande y el primer día no pueden sentirse seguros del todo ni confiar en actos cotidianos como salir a comprar el pan porque pueden encontrarse con mucha gente. “Nos va a costar recordar la calle y habituarnos a otra rutina. La mente tiene que estar entrenada para que esté en forma; por eso todo hay que tomarlo con calma tomarlo progresivamente.”

Habrá que enfrentarse a una serie de miedos. El primero, el contagio. Pero también una gran ansiedad por enterarse de quien falta. Hay muchas personas con las que el día a día estaba entrelazado y han desaparecido. La población mayor es muy resiliente y con una habilidad para encarnar problemas más grande que la de muchas personas jóvenes. También hay que tener en cuenta que las pérdidas hay que sentirlas y expresarlas de forma adecuada.

 

Qué no hay que hacer:

  • no hay que precipitarse ni incorporarse a todo al 100 por cien de repente: hacer la compara, visitar a la vecina, todos los recados…
  • Hay ir con calma.
  • Tampoco hay que presionar: los hijos a veces queremos que vuelvan a ser los mismos que eran antes de tiempo.

 

Qué hay que hacer:

  • Mantenernos activos, poner a trabajar la mente, ver formas de estimulación.
  • Volver a relacionarse con las personas.
  • Enfrentarnos a nueva realidad.
  • Aprovechar las oportunidades que van surgiendo cada uno a su ritmo.
  • Debemos hacerlo todo a pequeños pasos, progresivamente.
Esther Camacho, psicóloga y autora de Cuando la cuarentena termine.

Finalmente, Esther Camacho ha dicho en esta entrevista que es muy importante la relación con las personas. Muchos han disfrutado de más relación con las demás personas cercanas que en la vida normal. Ahora volvemos a la normalidad y deberemos ver cómo convivir y no perder el vínculo que se ha establecido estos días.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí