Frenar la DMAE para evitar la pérdida de visión

0
72

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad de la visión que afecta a una zona específica de la retina: la mácula. Es la zona que se encarga de la visión central y de detalle, lo que nos permite ver con nitidez. Esta patología es la principal causa de ceguera entre las personas mayores de 50 años, y se estima que en España la padecen más de 800.000 personas, una incidencia que irá en aumento con el progresivo envejecimiento de la población. Afortunadamente, hoy en día es posible tratarla de forma eficaz y detener su avance.

“Podemos encontrarnos con dos tipos de DMAE, la seca y la húmeda. La húmeda la tiene menos población, pero es la causa de la mayoría de casos de pérdida de visión”, explica la doctora Carmen Navarro, directora médica del área de Oftalmología de Novartis, quien añade “Esta patología puede ser muy incapacitante y dificultar la realización de actividades cotidianas como leer, conducir o, incluso, reconocer las caras, por lo que puede ocasionar un importante impacto en la autonomía y la calidad de vida de los pacientes”.

Todos queremos ver bien y llevar una vida en la que no dependamos de los demás, de manera que hemos de cuidar nuestra visión. El primer paso para frenar a la DMAE es obtener un diagnóstico lo más rápido posible para evitar que empeore. “Atajando la DMAE a tiempo se evitan daños celulares que reducirían drásticamente la calidad de visión”. Por este motivo, «es importante prestar atención a la salud ocular y acudir regularmente al oftalmólogo a partir de los 50 años para poder detectar la enfermedad en las primeras etapas», subraya la doctora Navarro.

Los primeros síntomas de la degeneración macular asociada a la edad son la visión borrosa, la aparición de puntos ciegos en la visión central y la percepción distorsionada u ondulada de líneas rectas. “El paciente notará poco a poco que la calidad de su visión va disminuyendo. Estas dificultades visuales serán más notables en actividades que precisen atención al detalle” explica la doctora Maribel López Gálvez, jefe de la Unidad de Retina del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Una de las herramientas que pueden utilizarse para revisar la salud ocular es la Rejilla de Amsler, una cuadrícula con un punto central que debe mirarse a unos 30 centímetros de distancia con cada ojo. Ante la sospecha de experimentar cualquier alteración visual durante la realización del test, es recomendable realizar una revisión oftalmológica completa por parte de un especialista.

Para determinar el diagnóstico, los especialistas realizan una exploración ocular y realizan determinadas pruebas como la tomografía de coherencia óptica, que permite detectar el fluido a nivel de la mácula y saber dónde se encuentra, además de valorar el daño en las capas externas de la retina. Una vez el especialista ha establecido el diagnóstico y comenzado el tratamiento, es importante mantenerlo de forma periódica y llevar a cabo el correcto seguimiento.

 

Tratar la DMAE y mantener el seguimiento médico

Los tratamientos “anti-VEGF” son los indicados para la DMAE húmeda, y bloquean el factor de crecimiento vascular endotelial que es el más directamente implicado en la creación del fluido en la retina. Este tratamiento se aplica mediante una inyección directa en la parte blanca del ojo. “Aunque pueda parecer un proceso doloroso y traumático, se aplica anestesia en el ojo y acaba siendo un proceso rápido e indoloro” aclara la doctora López Gálvez.

La DMAE es una enfermedad crónica y degenerativa, por lo que estas inyecciones deben administrarse de forma regular. Es fundamental que el paciente acuda periódicamente al oftalmólogo para llevar el correcto control de la enfermedad.

Tras el estado de alarma que hemos vivido, las consultas de oftalmología están retomando su actividad diaria con las máximas medidas de seguridad y los expertos destacan la importancia de retomar el tratamiento siguiendo siempre las indicaciones de los especialistas.

 

En la vida hay #MuchoPorVer

Novartis ha puesto en marcha la campaña #MuchoPorVer en colaboración con la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), la asociación Acción Visión España, la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) y la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (Mayores UDP) para dar visibilidad a la DMAE y la importancia del diagnóstico precoz.

“El objetivo es contribuir a que tanto pacientes como sus familiares pongan en marcha los mecanismos necesarios para detectar precozmente su aparición y puedan recibir tratamiento a tiempo. Cuanto antes se actúe, más probabilidades hay de mejorar o, al menos, de conservar la visión”, subraya la dotora Navarro.

#MuchoPorVer transmite, de la mano de oftalmólogos y pacientes, información sobre la DMAE, cómo prevenirla y cómo detectarla de forma temprana para evitar su evolución, además de sensibilizar sobre el impacto que tiene la enfermedad en la calidad de vida de las personas mayores.

A través de la página web www.muchoporver.com los usuarios, pacientes y familiares pueden obtener información sobre la degeneración macular asociada a la edad, con contenidos para favorecer la prevención, el diagnóstico precoz y la convivencia con la enfermedad. Una enfermedad muy presente en nuestra sociedad y que todos debemos conocer porque tenemos mucho por vivir y tenemos Mucho por Ver.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here