Cuida tu salud bucodental y ganarás calidad de vida

0
32

Cuidar la salud bucodental es esencial para ganar en salud general y para tener una mejor calidad de vida. Así lo confirma, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Dental, la directora de Sermade, Sara Guisado. Ella subraya que “si no cuidamos de forma preventiva nuestra salud bucodental, acabaremos perdiendo piezas dentales y, como consecuencia, la funcionalidad de la cavidad oral para masticar, hablar y mantener las relaciones sociales se verá gravemente afectada”.

Sermade, que presta atención odontológica a personas mayores que tienen dificultades de acceso a las clínicas convencionales, hace las siguientes recomendaciones, tanto a las personas mayores como a sus cuidadores, para prevenir problemas futuros:

  • Mantener una correcta higiene oral y de los dientes, de los tejidos periodontales y de las prótesis. Para ello, hay que cepillarse, al menos, dos veces al día y usar técnicas y métodos auxiliares que mejoren el estado de la cavidad oral como son el colutorio, el hilo dental y los rascadores de lenguas. En portadores de prótesis fijas, los irrigadores aumentan la probabilidad de mantener las piezas durante toda la vida.
  • Uso de estimuladores de saliva en el caso de padecer sequedad oral. También es conveniente comunicarlo a los profesionales médicos por si pudiera deberse a alguna medicación.
  • Mantener hábitos de vida saludables: dieta equilibrada, higiene oral adecuada, limitar el consumo de alcohol, evitar el tabaquismo y controlar el estrés, entre otros.
  • Revisiones regulares para detectar de forma precoz los procesos que precisen tratamiento. “Es recomendable acudir al odontólogo, como mínimo, dos veces al año para que las piezas dentales duren toda la vida, sin que la edad de la persona sea un factor determinante”, señala Guisado.

 

La directora de Sermade recuerda que los problemas más comunes que presentan las personas mayores, si hablamos de salud bucodental, son las caries no tratadas y las enfermedades periodontales, que es un proceso inflamatorio de las encías que ocasiona daños en los tejidos de los dientes. En ambos casos, una correcta higiene y una detección precoz son los mejores métodos de control y prevención. Además de sensibilidad dental, xerostomia o la sequedad de la boca, las prótesis o la presencia de hongos, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here