Recupera el flow de tu casa (y de tu vida)

0
346
flow en casa
Ilustración de Ágata del Barco.

¿Has tenido alguna vez la experiencia de sentirte incómoda en casa de una amiga? Y lo contrario, ¿ibas a tomar un café y te quedaste a dormir? En este último caso el tiempo se te pasaría volando, ¿verdad? Ambos son efectos del ambiente, de la energía que fluye en los espacios que habitamos, la cual se puede optimizar. Desde el Coaching te acompaño en un repaso Feng Shui del hogar, de la mano de la experta Montserrat Beltrán, para recuperar el flow de tu casa y de tu vida.

 

Crear un buen ambiente en el hogar nos ayuda a estar mejor. Montserrat Beltrán, consultora en Feng Shui, la técnica milenaria de la ocupación consciente y armónica del espacio, lo explica desde el efecto que tiene en las personas la captación de esa energía positiva, que las lleva a un estado de mayor relajación, “por lo que nuestras relaciones interpersonales mejoran”.

Beltrán ha participado recientemente en el congreso virtual Recupera tu flow, organizado, a su vez, por los coaches Diana Garcés y Sergio Melich.

“Durante los dos últimos años nos hemos dado cuenta de que la casa es más importante de lo que pensábamos”, dice la consultora en Feng Shui; “El hecho de pasar más tiempo en el hogar, conviviendo con los demás, ha provocado que observemos”.

Factores como la entrada de luz o los espacios abiertos se convirtieron en relevantes, llegando a términos como el de homefulness, es decir, la atención plena aplicada al hogar; “Con el Feng Shui se busca reorganizar el espacio para uno mismo, con la mínima inversión posible”, dice Beltrán; “es la combinación del mobiliario y de todos los elementos de la decoración, los cuales generan una energía que puede ser favorable, o lo contrario”.

orden
Ilustración de Ágata del Barco.

Efecto de casa ordenada

“Esa combinación tiene lugar entre los objetos, los colores y las personas; no obstante, hay ocasiones en las que, con las mismas personas, pero en un lugar diferente, las conversaciones son de más calidad y la comunicación fluye”, dice Montserrat Beltrán.

En clave de Feng Shui, el aforismo “salud, dinero y amor” se actualiza con términos como los de salud, prosperidad y relaciones. La primera, que es la base de las demás, parte de un concepto escasamente popular: el orden.

“El desorden y la acumulación de objetos de todo tipo hace que la energía de esa estancia se bloquee, lo que provoca cambios a peor desde el punto de vista energético”, dice Montserrat Beltrán; “A nivel visual, una casa ordenada hace que la vida lo sea también, esto es, como está tu casa estás tú, pues el orden fuera trae orden dentro en forma de tranquilidad, paz, calma y, en definitiva, buena salud”.

Por lo que se refiere a la prosperidad y a las relaciones, cada cual tiene su correspondencia en el llamado mapa Bagua, que divide el plano total de la casa con arreglo a nueve cuadrantes.

“En las estancias en las que una se siente bien es porque existe el equilibrio”, dice esta experta, refiriéndose a los cinco elementos: madera, fuego, agua, tierra y metal. Veamos cómo se expresan en los objetos que nos rodean:

  • Madera. La representan los muebles de este material, las plantas y flores (naturales o artificiales), los tejidos estampados con flores o rayas de los cojines y cortinas.
  • Fuego. El color rojo y las fotografías de personas.
  • Agua. Colores negros o muy oscuros, como unas sábanas negras, por ejemplo. También un jarrón de cristal o un espejo.
  • Tierra. Representada por los colores amarillo y marrones, así como también un suelo uniforme.
  • Metal. En el blanco y el gris; los objetos de este material, tales como marcos de fotos, de cuadros o las patas de una cama.
espacios
Ilustración de Ágata del Barco.

Recursos para activar el flow

El fluir de la energía ha de ser equilibrado en toda la casa. El orden y la limpieza son dos de los potenciadores de ese flow, aunque hemos de desarrollar la habilidad de observar todo lo que alberga nuestro hogar.

“Los objetos que tenemos en casa son como antenas que captan energías similares a las que proyectan”, dice Beltrán; “Un cuadro que represente una lucha captará y atraerá la pelea”.

Esta experta en Feng Shui nos da algunas pistas para recuperar el flow de nuestra casa y de nuestra vida:

  • Dormitorio. Cumple las funciones de descanso y de relación de pareja. Para lo primero, esta experta recomienda utilizar colores suaves para la ropa de cama. Evitar el almacenaje de objetos bajo la cama (si se trata de un canapé-baúl, que esté al menos ordenado).

En esta estancia ha de haber algún toque de pasión que active la relación amorosa, como algo en color rojo. Evitar las fotos que no sean de la pareja, así como los diplomas y referencias de estudios o trabajos, que pueden interferir en la relación.

  • Tranquilidad. Además del orden, este valor lo generan los colores cálidos, ya que el blanco, negro y gris son de baja energía.

Para la tranquilidad también es importante evitar los objetos que no nos gusten; “Cuando quieras mejorar tu vida, mira tu casa”, dice Montserrat.

  • Baño. Estancia en la que el nivel energético es más bajo, debido al elemento agua y a que en él se encuentra el orificio mayor de la casa: el inodoro. De ahí que la tapa de este último deba estar cerrada en todo momento.

En los aseos se puede elevar la energía a través de las toallas, jaboneras, cestos, cortina de ducha y las plantas, auténticas renovadoras del nivel energético. Si no se puede poner plantas, emplear cuadros con motivos de naturaleza o paisajes.

espejos
Ilustración de Ágata del Barco.
  • Pared vacía, es preferible a que tenga un cuadro que atraiga energías perjudiciales.
  • Espejos. Su efecto suele ser positivo, aunque no hay que abusar de ellos para no desequilibrar. Evitar colocarlos frente a la puerta de entrada pues, según explica Beltrán, “al abrir la puerta, la energía que entra en nuestra casa rebotaría en el espejo y saldría rápidamente, sin hacer el circuito virtuoso del Chi”.

Evitar colocarlos en el dormitorio, sobre todo frente a la cama; “Si tu cuerpo se refleja, aunque estés acostado, la energía va al espejo, rebota y vuelve a ti, con lo que no te dejará descansar”, dice Montserrat Beltrán.

En el resto de las estancias, los espejos se emplean para llevar luz donde no la hay.

  • Televisión. Una pantalla también hace las veces de espejo, al igual que una vitrina.
  • Sin colorines. No hace falta que decoremos nuestro hogar con colorines, pues el Feng Shui habla del equilibrio entre los cinco elementos; “Desde el punto de vista práctico, en cada estancia de nuestro hogar ha de haber un poco de cada uno”, dice Montserrat Beltrán.
armario ordenado
Ilustración de Ágata del Barco.

“¿Cómo saber que el Feng Shui funciona?, ¿por dónde empezar?” se pregunta Montserrat Beltrán, quien nos recomienda iniciarnos con un cajón: “Lo vacías, miras lo que tienes, volviendo a introducir lo que te sea útil y desechando lo que no”; “Este pequeño orden implica que, cada vez que abras el cajón notarás los beneficios del orden”.

Ello nos llevará, probablemente, a intentarlo con nuevos cajones, armarios, estanterías y habitaciones, hasta lograr el flow de nuestro hogar y de nuestra vida.

 

¡Feliz Flow de Vida! ¡Feliz Coaching!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí